Cuentos Cortos Para Dormir, Ideales Para Los Más Pequeños

A veces, el momento de ir a dormir no es del agrado de los niños. Por eso, crear un nuevo hábito en la rutina nocturna con un cuento corto de buenas noches puede ser la respuesta.

¿Facilitará conciliar el sueño? Si, pero no es el único beneficio que los padres conseguirán para sus hijos. Descubre las maravillas que pueden ofrecer los cuentos cortos para dormir para el bienestar de los niños.abuela con sus nietos en la cama leyendo un libro

Conclusiones Claves

  • Los cuentos cortos son una buena herramienta para relajar a los niños y hacer más agradable el proceso del sueño.

  • Los cuentos cortos son un recurso habitual en el desarrollo infantil en distintas áreas, como el vocabulario y los valores.

  • Existen gran cantidad de cuentos cortos, el cómo contarlos hace la diferencia; establece un horario para su disfrute y lleva a tus hijos a un mundo de fantasía.

¿Por Qué Leer Cuentos Cortos A Los Niños Antes De Dormir?

Si hay una actividad tradicional de la infancia es la lectura de cuentos, porque son una herramienta ideal para favorecer el desarrollo de los niños y niñas. Especialmente, los cuentos cortos son idóneos para sus primeros años de vida para que se entretengan y a su vez sea más fácil de asimilar.

Permite establecer un vínculo emocional con los niños. Los padres que han llegado a leer cuentos para dormir a sus hijos sabrán a que nos referimos, es un momento lleno de amor, cariño, ilusión y risas.

Un cuento puede contener personas y ambientes fantásticos que más allá de las ilustraciones que pueda ofrecer, la narrativa permite estimular la imaginación de los niños. Aunque, claro los dibujos que acompañan los cuentos para dormir son muy agradables para los peques, sus colores y formas divertidas atraen su curiosidad.

Por el amor, la ilusión y el viaje a mundos fantásticos que ofrece un cuento corto a los niños, no es de extrañar que se hayan convertido muchos en cuentos para dormir de buenas noches. Porque estas historias ayudarán a que tus hijos se relajen y puedan conciliar el sueño con mayor facilidad.

Por supuesto, otra ventaja que ofrecen los cuentos para dormir es que, más allá del entrenamiento y agradable momento, permite fortalecer ciertas áreas del niño. Por ejemplo, se fortalece la comunicación, el vocabulario, la lingüística, aprender valores y sobre ciertas situaciones y actividades de la vida.

Haz Del Cuento La Mejor Experiencia Posible

Los cuentos son una actividad de gran provecho para los niños, especialmente cuando los padres los leen antes de dormir. Para obtener un mejor resultado en el descanso de tus hijos es buena idea crear una rutina en casa donde puedes insertar los cuentos para dormir para fomentar la relajación y el sueño.

Hay algunas cosas que puedes hacer para que la lectura de los cuentos para dormir sean más divertidos y provechosos. Cómo involucrar a tus hijos mediante preguntas sencillas relacionadas al cuento, animarlo a que realice algún sonido que indique la narrativa, pedir su opinión sobre la historia o de su parte favorita.

Si tú hijo ya tiene ciertos conocimientos sobre letras, sílabas o palabras, puedes decirle que te ayude a leer alguna frase. Además, mientras los padres leen el cuento hay otras cosas por hacer para hacer una mejor experiencia para los hijos. Sumérgete por completo en la historia y esmérate en hacer voces para cada personaje o gesticular de forma divertida cuando sea acorde en la lectura.

Todo esto será más efectivo cuando los padres hagan de la actividad un hábito. El niño se sentirá animado a prepararse para acostarse en la cama a escuchar el cuento y luego dormir sin problemas.mama feliz leyendo un cuento con su hija

¿Qué Tipo De Cuentos Cortos Son Ideales Para Dormir?

Existe gran diversidad de tipos de cuentos cortos para dormir, todos con sus propias características atractivas que los convierten en los relatos favoritos de los niños. Uno de los más populares son los cuentos para dormir de hadas, los cuales transcurren en ambientes y épocas indefinidos acompañados de una historia ficticia.

Usualmente, los cuentos cortos de hadas comienzan con un «Érase una vez…». Son de los relatos preferidos de los niños y también, de los padres en muchas ocasiones, por lo fácil que resulta su comprensión por parte de los pequeños.

Los cuentos cortos de animales son muy simpáticos y divertidos para los niños. En las historias se pueden presentar personajes humanos o de otras especies, pero los animales son los protagonistas, gatos, cerdos, conejos y más.

Aunque, se debe considerar que los protagonistas de estos cuentos para dormir tienen características humanas que permiten el desarrollo de historias relacionadas con la lucha por la vida y supervivencia en la sociedad. Pero, esto no tiene que ir conectado de una enseñanza o moraleja y es lo que diferencia los cuentos de animales a las fábulas.

Otro tipo de cuento corto son los fantásticos o de fantasía que crean una historia lógica dentro de su propio mundo imaginario. Puede sonar sencillo, pero son cuentos con cierta complejidad para escribir al integrar elementos, como la magia, criaturas sobrenaturales u objetos poderosos. Para los niños resultan cuentos muy atractivos que incitan su imaginación al ofrecer tantos detalles fantásticos durante toda la lectura.

Algunos Cuentos Cortos Para Dormir Para Leer A Los Niños

Alguna leyenda, un mundo fantástico, entre otros elementos te esperan a continuación. Más de una historia para que tus hijos puedan aprender de cosas tan importantes, como el amor de la familia y amigos, que ayudan a que todos nuestros personajes salgan de su problema particular, obtengan una vida más feliz y lleve a los niños al tan merecido sueño.

El Niño De La Luna

En la parte más alta del cielo, entre las estrellas, está el niño de la luna que vigila si todos los niños duermen felices, viajando de un sitio a otro con grandes saltos. Para lograr que tengan bonitos sueños el niño impregna las manos de mamá y papá con polvos lunares, así cuando acaricien la frente de su hijo, podrá viajar al mundo de los sueños más fácil.

En el sueño, el niño podrá ser lo que quiera, un rey, un policía, un superhéroe, guerrero o bombero, muchas historias fantásticas que alimentan la felicidad del niño de la luna. Con pequeños soplidos canta en los oídos de todos los niños para que vayan al mundo de los sueños, va de habitación a habitación y cuenta hasta 1.000 para verificar si todos están bien dormidos.

El niño de la luna se toma una tiempo para contemplar el cielo nocturno, con una simpática danza alcanza las montañas más altas y las aguas cristalinas. A través de su baile se desplaza de un sitio a otro para verificar que cada animal de la tierra puede tener un agradable descanso, sin ruidos y con tranquilidad.

Algunas noches el niño de la luna está cansado, sus mejores amigos lo ayudan entonces para seguir bailando. Es un águila blanca con un corazón tan puro que cuida el descanso de todos al emprender el vuelo y conseguir que hasta el último niño esté dormido.

Una vez que se han dormido, se encarga de apagar hasta la última lamparilla de noche para que todo quede en completa oscuridad y serenidad. Así que ahora lo sabes, si mientras estás acostado se te pone la piel de gallina o sientes cierto frío o calorcito por la espalda u hombros, es el niño de la luna que vino a comprobar si estás durmiendo.

¿Por Qué Leer Este Cuento?

Una historia sobre el propio momento de dormir, acompañado de algunos elementos fantásticos es una bonita manera de inducir el sueño al pequeño. Y es que el cuento corto de El niño de la luna es sencillo y mágico al mismo tiempo, permite al niño cerrar los ojos e imaginar cada parte de la historia mientras se traslada al mundo de los sueños.

Es un cuento corto de buenas noches ideal para los más pequeños, con su vocabulario simple y fácil de identificar por los niños de menor edad para reforzar sus propios conocimientos.niño sentado sobre una media luna

El Anciano Y Las Hadas

En Gales hace muchísimo tiempo existió una hermosa colina dónde las hadas acostumbraban a danzar bajo la luz de la luna. Los lugareños iban a ver ese espectáculo frecuentemente.

Un día, un viejo agricultor que trabajaba siempre muy duro decidió ir a ver el baile de las hadas, a pesar de que para ello tenía que atravesar una montaña que separaba su casa de la colina. Es así como preparó su mochila y emprendió el camino, pero a mitad del viaje decidió descansar en un valle.

En el lugar arribaron las hadas, danzando sobre el suelo cubierto de rocío, dejando polvos dorados con cada paso dado. A continuación, las hadas se llevaron al anciano con su mochila al sitio donde vivían bajo tierra, lo cual fue una verdadera sorpresa para el viejito al despertar y ver su entorno.

Observó un lujoso palacio construido con oro, decorado con piedras preciosas y joyas, mientras las hadas bailaban para él. El anciano hizo un recorrido por todo el país de las hadas, pero el cansancio le ganó nuevamente y se volvió a dormir, así que las hadas lo llevaron al valle donde lo encontraron; él al despertar, recogió su mochila y volvió a casa.

El anciano estaba fascinando por lo que había visto, creyendo que todo era un sueño. Sin embargo, se percató de que su mochila estaba pesada y fue cuando descubrió en su interior piedras preciosas y oro ¡No había sido un sueño! Cuando llegó a casa guardó la mochila debajo de la cama, su esposa preguntó dónde había estado, pero decidió guardar el secreto.

Fue días después, de tanta curiosidad que tuvo su esposa, que no le quedó de otra que contarle toda la verdad. Por lo que fue en búsqueda de la mochila para mostrarle a ella lo que tenía guardado, pero adentro solo había muchas conchas vacías.

¿Por Qué Leer Este Cuento?

La incertidumbre que deja este cuento permite al niño imaginar y decidir que quiere creer sobre la historia, ¿Acaso todo fue un sueño del anciano o alguien más tomo sus piedras preciosas y oro? O incluso fantasear con la posibilidad de un mundo mágico lleno de lindas hadas danzarinas.

Además, no hay que dejar de lado que los cuentos cortos para dormir con hadas son de las preferidas de muchas niñas. Por lo que, el cuento corto de El anciano y las hadas es una buena opción para leer al ir a la cama dejando imágenes agradables en la mente de tu hija.niña vestida de blanco con alas de angel

El Agujero De La Luna

Cuenta la leyenda que durante una época muy calurosa, una gran montaña perdió su hermoso manto de nieve y junto a ello, su alegría. Los riachuelos se secaron, los pinos murieron y al final quedó cubierta de una triste y gris roca. Por lo que, la luna quiso ayudar a su amiga; tenía muy buen corazón, pero no era demasiado lista.

La luna, siempre brillante, decidió por lo tanto hacer un agujero en su base para soplar con suavidad para que su polvo blanco y mágico cayera sobre la montaña y creara una reluciente manta con forma de nieve. Sin embargo, ese agujero no pudo cerrarse, algo que a la luna no le molestó, continúo soplando y soplando cada noche mientras iba perdido su brillante polvo mágico.

Esa perdida de su polvo brillante hizo que la Luna pareciera vacía e invisible generando noches tristes y frías, lo que apenó a su amiga a la montaña que, entonces, quizo devolver su polvo mágico. Pero, como era imposible hacer que la nieve subiera, la montaña se incendió en su interior para convertirse en volcán.

Es así como el fuego convirtió la nieve en un humo espeso y blanco que subió poco a poco llenando la luna cada noche hasta que se volvió brillante nuevamente. Pero, el agujero de la Luna no se tapaba, y al acabarse la nieve no hubo más humo, perdiendo otra vez su polvo mágico.

La Luna decidió emprender un viaje para encontrar otra montaña que quisiera convertirse en volcán, durante ese tiempo encontró un pueblo que necesitaba su ayuda. Sopló sobre ellos hasta llenarlos de felicidad y ella quedar vacía, es así como parecía que no había esperanza para la Luna.

Pero, los habitantes del pueblo la ayudaron al encontrar una manera de hacer subir nieve, igual que la montaña. Así cada mes la Luna se reparte por todo el mundo, desapareciendo por unos pocos días, segura de que siempre encontrará amigos que le ayudarán volver a brillar.

¿Por Qué Leer Este Cuento?

En este cuento corto de buenas noches, conseguimos una explicación fantástica a un suceso natural del mundo real, una historia atractiva para los niños al humanizar la más grande estrella y una montaña Pero, también hay valores que se hacen presentes y son importantes destacar para la educación de los hijos.

El amor, la solidaridad y la ayuda al prójimo son valores de importancia para contribuir con el bienestar personal y común. Por eso, leer este cuento corto y reflexionar un poco sobre ello, adaptado a la edad del niño, es una gran idea.montaña oscura con luna creciente y nubes

La Princesa De La Lluvia

Durante un día muy lluvioso, una princesa jugaba con otros niños en una casa, la lluvia no cesaba, parecía no tener fin. El rey envío a su hija y el conejo, su amigo, a averiguar que sucedía.

Ambos llegaron a una montaña dónde encontraron un pequeño ser, se trataba de un troll, este a cambio de un beso le prometió a la princesa detener la lluvia. Pero, ella se negó y así, continúo lloviendo y lloviendo por 30 años.

Cansada ya del mal tiempo, la princesa decidió ir a ver al troll a la misma montaña, para su sorpresa ya él no estaba. El troll había muerto y junto a él, cualquier esperanza de mejorar el clima.

La princesa lloró desconsoladamente, lloró y lloró, un Dios la vió y se compadeció de ella. Le concedió un deseo: revivir el troll para que la ayudara. Porque la princesa era tan bondadosa que prefirió ante todo traer de vuelta a la pequeña criatura.

El troll conmovido por el buen corazón de la princesa, decidió detener por completo la lluvia. Es así como dejo de llover, y la princesa y el troll se volvieron muy buenos amigos para siempre.

¿Por Qué Leer Este Cuento?

La amistad se puede conseguir en quién menos lo esperas, por muy diferente que era la princesa y el troll, el buen corazón de ella permitió que él pudiera notar que se trataba de una buena persona y tuvieran una bonita relación de amistad.

El cuento corto de la Princesa y el troll permite reflexionar al niño sobre valores como la bondad y la gratitud a través de personajes fantásticos.mujer con flores en las manos y girasoles alrededor

El Conejo En La Luna

Muchos años atrás, un día el dios Quetzalcóatl decidió emprender un viaje por el mundo, pero no quería ser reconocido, así que adoptó una forma humana para comenzar. Escaló grandes montañas y caminó por bosques espesos sin descanso, así que después de tanto caminar llegó el momento de parar para recobrar fuerzas.

Era un día de verano, donde el cielo estaba cubierto por un manto de diamantes hecho de relucientes estrellas, y además estaba la anaranjada luna que parecía vigilar todo desde su altísimo lugar; el dios pensó que era el paisaje más hermoso que había visto.

Luego de un rato, el dios se dió cuenta que un conejo que estaba a su lado masticando algo lo contemplaba. El animalito comía un poco de pasto, el cual ofreció al humano a su lado al verlo tan hambriento y cansado, este lo rechazó al tratarse de una comida de conejos, pero ciertamente necesitaba algo de comer.

El conejo tenía que el hombre muriera de hambre y en un acto de gran bondad se ofreció como alimento al dios. Quetzalcóatl sorprendido le dijo «mereces siempre ser recordado», así que lo alzó muy alto y estampó su figura en la luna. Una vez colocado con cuidado en el suelo, el conejo pudo contemplar con alegría su silueta en la luna.

Por eso, incluso hoy en día se puede contemplar en todo el mundo la figura del conejo en la luna, tal y como prometió el dios Quetzalcóatl.

¿Por Qué Leer Este Cuento?

Es una historia divertida para compartir en un cuento corto de buenas noches, compuesta por uno de los animales preferidos de los niños y un personaje fantástico. Explicar que son esas marcas que se observan en la luna, pueden incentivar el interés del niño en este tipo de temas.

Además, la historia se encarga de mostrar valores y acciones que reciben buenas recompensas cuando se hacen de corazón.conejo entre la hierba

Los Duendes

Entre unas montañas, se encontraba una pequeña y pintoresca aldea, dónde vivía en una casita una mujer que cuidaba a su bebé con total dedicación. Era un niño realmente hermoso, con el pelo rubio, mejillas regordetas y coloradas, su sonrisa mostraba dos lindos dientecillos blancos; su mamá pasaba mucho tiempo contemplando su belleza.

Cada día le daba la mejor comida para que creciera sano y fuerte, luego le ponía la pijama y lo acunaba mientras cantaba las más lindas nanas. Al dormirse el bebé, era costumbre que la mamá cerrara la contraventana para reducir la luz e hiciera las tareas de la casa.

Todo iba bien hasta que un día de abril, unos duendes bromistas se colaron en el dormitorio del bebé y se lo llevaron, en su lugar dejaron un monstruo horrible de gran cabeza y ojos saltones. Cuando la mamá entró a ver a su bebé y vió la desagradable criatura, entró en pánico y comenzó a buscar a su hijo por todos lados.

La madre corrió con su vecina a contarle lo que sucedió para que la ayudara, es así como supo que debía tratarse de una mala broma de algún duende del bosque. La vecina le dijo que colocara al monstruo en una sillita frente a la chimenea, colocara un cazo con dos cáscaras de huevo y agua hirviendo, esto para que el monstruo riera y llamara la atención de los pequeños bromistas.

Efectivamente, el monstruo al ver todo esto comenzó a reírse estruendosamente por lo absurdo de la situación, mientras la madre permanecía escondida debajo de la mesa. Los duendes acudieron a ver que pasaba a través de la ventana y les resultó más simpático el monstruo risón que un bebé que llora y es aburrido, así que los volvieron a cambiar.

Así la madre pudo conseguir nuevamente a su bebé y tener su vida tranquila en casa. Mientras que los duendes no volvieron nunca más a molestar, fueron felices con su feo, pero gracioso monstruo en el bosque.

¿Por Qué Leer Este Cuento?

Una historia que puede resultar muy divertida para relajar al peque y contribuir a que se duerma con mayor facilidad. Acompaña el relato con sonidos y muecas acordes para que sea más simpático, a los niños seguramente le gustará mucho.niños acostados y papa leyendo cuentos

Nuestras Conclusiones

Los cuentos cortos para dormir a los niños son una buena herramienta para hacer más agradable el momento de ir a la cama. No olvides establecer un horario para que sea más fácil realizar esta actividad sin contratiempo al volverlo un hábito.

Varía los cuentos cortos para dormir y acompañalos de un estilo narrativo divertido para mayor provecho, así tus hijos tendrán un dulce sueño.

Maya García
Maya García
Catadora & Escritora. Maya es nuestra escritora favorita. Pero no solo se le da bien escribir, también es una catadora profesional de colchones. Su tarea es viajar por diferentes hoteles probando colchones, almohadas, sábanas... por lo que podríamos decir que trabaja durmiendo.