Cuando Usar Almohada: ¿El Bebé La Necesita O Es Peligroso?

Algo que parece tan inofensivo como una almohada, puede ser un riesgo para la seguridad del bebé. Por lo tanto, antes de pensar en colocar este producto en la cuna de tu hijo es necesario que consideres algunos aspectos. 

Es información de vital importancia que puede provocar un cambio importante en su cuidado y desarrollo. Así que más allá de pensar en imitar las condiciones para el descanso que se usa para los padres, debes pensar en qué necesidades especiales tiene un bebé para ofrecerle justo lo que requiere.bebe dormido en cuna sin almohada

¿Son Peligrosas Las Almohadas Para Los Bebés? Para Los Bebés?

“Si los adultos duermen mejor con una almohada, los bebés también”, una idea común, pero equivocada. Aunque las personas, independientemente de su edad, presentan características físicas similares, en cada etapa las proporciones son distintas.

Por esa razón, en el caso de los bebés no se requiere de ninguna almohada para conseguir una postura adecuada. Debido a que la cabeza es de mayor tamaño que la medida de su cuerpo,  el apoyo al dormir no es necesario al estar boca arriba ni de lado.

No se menciona el descanso boca abajo, ya que no es una posición recomendable para los bebés. Porque esta postura implica un mayor riesgo de padecer de muerte súbita del lactante, especialmente en recién nacidos que no pueden moverse por sí solos.

Si te preocupa el confort de tu hijo, debes saber que de hecho los bebés duermen más cómodos al estar en una superficie plana. Esto se debe a que cuando permanecen boca arriba, lo cual es la posición ideal, la alineación de la columna se mantiene. Pero, si se pone una almohada el cuello adquiere una forma no natural y se comprimen las vías respiratorias.

Riesgos De Usar Almohada En Los Primeros Meses De Vida

El uso de almohada a tan corta edad puede desencadenar dos situaciones de gravedad: el riesgo de asfixia y muerte súbita del lactante. Especialmente en esta última preocupa, ya que en muchos casos el uso de almohadas y artículos blandos en la cuna suelen ser el motivo de su desarrollo.

Esto sucede porque los bebés recién nacidos no poseen un buen control cefálico, es decir del cuello y la cabeza. Por lo tanto, cuando se coloca una cosa blanda, como es el caso de de un peluche o las mismas almohadas, se puede presentar dicho problema al no poder hacer algún movimiento por sí solo.

La mayoría de veces la muerte súbita ocurre porque los cojines o el producto usado llega a cubrir zonas vitales como el cuello y la cara, específicamente nariz o boca. Y en vista de que el bebé no logra moverse, termina dificultando su respiración y por ello, se presenta el riesgo de asfixia en los lactantes.

Por esas razones, los especialistas dan como recomendación no colocar almohadas, peluches, cojines, sábanas u otro objeto peligroso en las cunas los primeros meses de vida de los bebés, como indica la Asociación Española de Pediatría (AEP) respecto al tema.bebe dormido de lado

Si bien durante los primeros meses no hay que prestar atención a la compra de una almohada, los colchones de cuna deben ser una prioridad al condicionar la habitación de tu bebé. Por eso, en la búsqueda del producto perfecto se debe priorizar que se trate de un artículo con composición natural.

Además, se recomienda que el colchón carezca de tratamientos químicos, tenga una densidad firme y presente una funda extraíble preferiblemente. No es necesario que los colchones se combinen con algunas mantas, edredones u otros elementos.

Si se necesita cierta elevación por alguna situación especial, como dificultad respiratoria en el bebé, se puede usar un plano elevado que vaya con las dimensiones del colchón. Se trata de una especie de superficie que ayuda cuando se padecen este tipo de malestares.

Un plano elevado de unos 15º será suficiente para optimizar el descanso del bebé, tan solo debes colocarlo en la zona superior del colchón y listo.

Plagiocefalia, La Excepción A La Regla

A veces, los expertos aprueban el uso de una almohada en la cuna para la prevención de la plagiocefalia postural. Se trata de un problema físico donde se genera la deformación de la cabeza o cráneo del niño, puede darse por muchos motivos, entre ellos estar mucho tiempo boca arriba.

Por eso, para evitar tal problema se acepta el uso de una almohada diseñada especialmente para ello. Es un artículo pequeño con forma cóncava que adopta la forma de la cabeza del bebé. Es útil incluso si los niños ya padecen de plagiocefalia, de esa manera se va reduciendo la deformación progresivamente.

Vale aclarar que entre las recomendaciones de los expertos está el usar una almohada para este fin únicamente si se presenta ya la plagiocefalia, y no de forma preventiva. Así que se aconseja a los padres consultar con el pediatra de su hijo antes de tomar una decisión.almohada prevencion plagiocefalia

Usar La Almohada A Partir De Los 2 Años De Edad

Un punto guía para saber si el niño necesita usar almohada, es cuando la anchura de los hombros supere la de la cabeza. Ya que, a partir de ese momento requieren un apoyo para conservar la espalda y cuello rectos, sobre todo si suelen dormir de lado.

Esto se da en momentos diferentes, porque depende del desarrollo de cada niño, y es que cada persona lo hace a un ritmo distinto. Sin embargo, para tener un punto guía también respecto a la edad, se podría decir que es desde los 24 meses o 2 años de edad que los bebés suelen necesitar una almohada o cojín para dormir.

El principal motivo es que los bebés necesitan ayuda para mantener la alineación del cuerpo a partir de los dos años de edad. Lo segundo es que los pequeños reducen la cantidad de movimientos por la noche, siendo común que durante el descanso busquen la almohada para reposar la cabeza.

Así mismo, al querer imitar el comportamiento de los padres, es habitual que luego de los dos años quieran buscar su propia almohada para dormir. 

Por lo tanto, a partir de los dos años de edad los niños pueden comenzar a dormir con almohada para mayor confort, sin que esto implique un riesgo para la salud. Ya que, las proporciones del cuerpo se asemejan más a las que presenta un adulto.

Función De La Almohada En El Descanso Del Bebé

Cuando el bebé alcanza los 2 a 3 años de edad sufre una serie de cambios físicos, como es la amplitud de los hombros que superan el ancho de la cabeza. Por lo tanto, cuando se acuestan de forma lateral la cabeza queda colgando, necesitando entonces un apoyo para que esto no ocurra.

Es decir, que el uso de la almohada en un bebé a esta edad cumple la función de ofrecer mayor confort y favorecer la alineación del cuerpo. Lo cual, permite cuidar el desarrollo físico del niño al mantener columna vertebral, cuello y cabeza en correcta posición.

En caso de que te preocupe que haya asfixia por el uso de la almohada de la cuna, debes saber que es muy poco probable que pase. Esto se debe a que el bebé ya tiene la capacidad para moverse por sí solo durante la noche en búsqueda de comodidad.

Por supuesto, estos beneficios se obtendrán siempre que se compre una almohada adecuada para el bebé. De lo contrario, se pueden desarrollar ciertos problemas de salud, por eso así como se busca las almohadas ideales para ciertos perfiles adultos, sucede lo mismo con los niños.bebe dormido boca arriba

¿Cómo Debe Ser La Almohada Ideal Para El Niño?

Uno de los aspectos a considerar es el material de la almohada, en el caso de los niños se necesita una composición firme. Por lo tanto, se debe evitar aquellos con mucha adaptabilidad para el pequeño, como los productos de plumón. 

Mientras que hay materiales como el poliéster y el algodón que son más frescos y cómodos para el descanso de los bebés

Además, este material debe permitir conservar la baja altura recomendada para los niños para mantener una buena alineación. En cuanto a las dimensiones, se debe procurar elegir una que sea de la misma anchura del colchón para que sin importar que el bebé se mueva, se mantenga el soporte.

Ahora, otro detalle de suma importancia es la higiene y seguridad del bebé. Por lo tanto, un factor esencial es que la almohada tenga una funda extraíble, ya que permite facilitar la limpieza del producto en caso de emergencia o para hacerlo regularmente.

Nuestras Conclusiones

El uso de una almohada puede ser tan positivo como negativo dependiendo de cuándo y cuál modelo se utilice para el pequeño. Por eso, primero es necesario que para el descanso de tus hijos en sus primeros meses de vida te preocupes en comprar únicamente un colchón de calidad para evitar accidentes.

Una vez que cumpla los 2 años de edad será un buen momento para integrar una almohada fina y con suficiente firmeza para conservar la buena alineación del cuerpo del bebé. De esa manera, descansará cómodamente y se favorecerá su desarrollo; no olvides consultar con el pediatra si tienes dudas sobre las necesidades de tu hijo.bebe ya grande durmiendo con almohada

Maya García
Maya García
Catadora & Escritora. Maya es nuestra escritora favorita. Pero no solo se le da bien escribir, también es una catadora profesional de colchones. Su tarea es viajar por diferentes hoteles probando colchones, almohadas, sábanas... por lo que podríamos decir que trabaja durmiendo.

Hasta un 70% de descuento con las ofertas del Black Friday

X