Cómo Lavar Almohadas De Plumas Con Y Sin Lavadora

Las almohadas son productos de por sí delicados, por eso hay que informarse muy bien sobre su diseño y composición para ofrecer el cuidado adecuado. Porque no será lo mismo limpiar una almohada de espuma de poliuretano a una hecha con plumas.

Por lo tanto, si tienes almohadas de plumas y no sabes cómo lavar y cuidar sin afectar a su relleno, te recomendamos dos cosas: seguir las instrucciones del fabricante y los consejos que hoy te ofrecemos. 

De esa manera, podrás prolongar el tiempo de vida útil de tus productos y además, cuidar tu salud al mantenerla limpia y sin deformaciones. muchacha con una almohada de plumas

Dos Maneras De Lavar Las Almohadas De Plumas

A diferencia de otros tipos de almohadas, las de plumas pueden lavarse tanto a mano como en la lavadora. Aunque esto va a depender también de las instrucciones del fabricante sobre su mantenimiento y limpieza.

Así mismo, según tus preferencias y disponibilidad, también será más factible hacer el lavado de tus almohadas de plumas en la lavadora o a mano. Por supuesto, ya sea que elijas un método u otro, siempre hay que hacerlo con delicadeza para no deteriorar el relleno.

Usar La Lavadora Para Lavar Las Almohadas De Plumas

Antes de llevarla a la lavadora, saca la almohada de la funda y revisa minuciosamente que no haya algún hilo suelto o agujero. De existir hay que reparar para que el relleno no se dañe durante el lavado. Puedes meter dos almohadas en un mismo momento en el tambor para higienizar, así se balancea y se ahorra los artículos a usar.

¿Has escuchado sobre el uso de pelotas al lavar almohadas? En este caso utilizaremos ese truco para cuidar el material. Para ello, vas a envolver dos pelotas de tenis en calcetines y luego, los llevarás a la máquina; permitirá conservar la esponjosidad y volumen de las plumas.

Seguidamente, es momento de agregar el detergente líquido, siendo recomendable usar uno especial para tejido delicado y en poca cantidad; el detergente en polvo es inadecuado porque suele dejar residuos. No es necesario recurrir a suavizantes ni cloro porque pueden dañar el relleno.

Respecto al programa, usa el ciclo suave para prendas delicadas y agua tibia, asegúrate que no esté muy caliente o dañará las fibras. Algunas personas optan por repetir el enjuague y centrifugado para reducir la humedad. 

Lavar La Almohada De Plumas A Mano

Esta es una buena opción si la etiqueta de tu almohada de plumas indica que no puede usarse la lavadora o simplemente, prefieres hacerlo a mano para preservar por más tiempo sus propiedades. Para ello, debes sacar primero el producto y verificar que esté sin agujeros ni descosidos.

Posteriormente, en un recipiente grande con agua tibia y un poco de jabón neutro, sumerge la almohada de plumas. En consideración de que debes meter el producto completo, en caso de que no tengas un envase lo suficientemente espacioso, puedes usar una bañera.

La almohada de plumas debe lavarse con suavidad sin frotar demasiado, además esto se hace en un periodo de tiempo corto; no debes dejar el producto en remojo. Ahora, si presenta alguna mancha, puedes usar un cepillo de cerdas suaves para removerla.

Cuando termines de limpiar la almohada, es momento de aclarar el jabón y debes asegurarte de que no quede ningún residuo. También, es muy importante eliminar el exceso de humedad para evitar la proliferación de elementos perjudiciales como ácaros y que no se generen malos olores al secarse.

¿Qué Hacer Si Tiene Mal Olor?

Por diferentes razones las almohadas de plumas pueden desarrollar malos olores. En ocasiones, por la acumulación de sudor y otros líquidos biológicos, también puede suceder por la retención de humedad durante el secado. Pero, ya sea un caso u otro, no es imposible eliminar el mal olor con algunos trucos caseros.

Hay varias formas para neutralizar el mal olor de la almohada de pluma, uno de ellos es usar el popular bicarbonato de sodio. Se deben agregar 45 gr del polvo con el detergente en la carga frontal de la lavadora si es el caso, o si tiene carga superior, añadir 45 gr más.

Para potenciar el efecto, a algunas personas les gusta agregar algunas gotas de aceites esenciales cuando está en el ciclo de enjuague. De esa manera, no solo se elimina el mal olor, sino que la almohada de plumas adquiere un aroma agradable.

Cuando ya está seca, es buena idea colocar al sol durante unas horas. Así este y el aire fresco se encargarán de eliminar el exceso de humedad, cualquier bacteria o mal olor que aún permanezca en la almohada.almohada en una silla

¿Cómo Secar Las Almohadas De Plumas Para Eliminar La Humedad?

Hemos mencionado varias veces que es importante eliminar el exceso de humedad de las almohadas de plumas. Por eso, se recurre a diversos trucos para lograr quitar la mayor cantidad de agua posible del producto después de lavarlo.

De hecho, una almohada de plumas puede secarse tanto a mano como a máquina y te vamos a explicar ambas formas de hacerlo.

Secar A Máquina

Si bien puedes secar las almohadas de plumas a máquina, hay que considerar algunos detalles para hacerlo correctamente y no perjudicar el relleno. Lo primero es la temperatura a utilizar y hay dos opciones:

  • Temperatura caliente: un rápido secado, pero con riesgo de dañar el material.
  • Temperatura fría: secado más lento, pero sin riesgo de dañar  las plumas.

Cómo programar la lavadora para secar las almohadas de plumas, dependerá del modelo de tu secadora. Sin embargo, como regla general, se debe tener paciencia porque suelen ocupar más de un ciclo de secado para culminar este proceso.

Para conseguir que este ciclo se cumpla, efectivamente se puede recurrir a usar bolas de secado. Tan solo debes colocarlas encima de las almohadas cuando estén en la secadora, si no puedes emplear las pelotas de tenis como se ha mencionado antes.

Verifica que no haya quedado exceso de agua, para ello aprieta la almohada con suavidad y constata que no suelte líquido. Una vez terminado el proceso de secado, sacude mientras sujetas sus esquinas con energía.

Secar Sin Lavadora

Si no tienes secadora o no quieres usarla con la almohada de plumas, también está la posibilidad de hacerlo al aire libre. Para ello, no hay que retorcer o deformar de alguna manera el producto, ya que afecta el relleno.

Algunas personas optan por usar una o dos toallas para ello, tan solo deben colocar la almohada en el medio de ambas y generar presión entre ellas. Así las toallas absorberán el líquido y mejorará el proceso de secado, pero esta no es la única manera de hacerlo.

También, después de sacudir la almohada se puede colocar sobre una superficie plana y limpia para dejarla secar por completo; hasta que no quede seca no debe moverse. Aunque lo mejor es combinar ambas opciones para conseguir un mejor resultado y cuidar tu producto de plumas.mujer abrazando una almohada

¿Cada Cuánto Debo Lavar Las Almohadas De Plumas?

Cuando no se limpian las almohadas con regularidad, es fácil que la acumulación de suciedad termine generando diversas afectaciones en la salud del durmiente. Por ejemplo, favorece la proliferación de ácaros, por lo que es fácil que se desarrollen alergias con el tiempo.

Por lo tanto, es necesario que la almohada de plumas sea lavada con regularidad, lo ideal es que cada 6 meses se cumpla con una buena limpieza. Ya sea, a máquina o a mano como se ha indicado antes y por supuesto, respetando las instrucciones del fabricante.

Además, hay otras cosas que se deben cumplir para que se mantenga mejor la higiene en el producto y dificulte que la suciedad llegue al núcleo de la almohada de plumas. Para ello, es esencial que se use una funda, por ejemplo que sea de algodón o hipoalergénica.

Las fundas ayudan a mantener el sudor, manchas y demás suciedad en el tejido para evitar que vayan al relleno. Así que para hacer el mantenimiento respectivo, podrás tan solo lavar estas con mayor frecuencia, por supuesto esto hay que hacerlo también con la ropa de cama y demás artículos del descanso.

Otros consejos a seguir para conservar la higiene de las almohadas de plumas es sacudir todos los días por la mañana al hacer la cama. Dale la vuelta eventualmente para que no haya una rápida deformación en una cara. Ventila el dormitorio diariamente y si no la vas a usar, guarda en un sitio seco y fresco.

Nuestras Conclusiones

Como has notado, la limpieza de las almohadas de plumas a diferencia de otros tipos, resulta más práctica. Porque incluso te da la opción de ser lavada a mano en un recipiente o a máquina con un ciclo para prendas delicadas.

Recuerda usar siempre artículos suaves, como detergentes líquidos para prendas delicadas y jabón neutro. No uses agua caliente y verifica que el secado se cumpla por completo, ya sea al aire libre o a máquina, para que no retenga humedad ni se perjudique su núcleo.

De esa manera, prolongas su vida útil y no deformas el producto, para que disfrutes de un agradable e higiénico descanso con tu almohada de plumas por mucho tiempo.almohadas blancas con flores

Maya García
Maya García
Catadora & Escritora. Maya es nuestra escritora favorita. Pero no solo se le da bien escribir, también es una catadora profesional de colchones. Su tarea es viajar por diferentes hoteles probando colchones, almohadas, sábanas... por lo que podríamos decir que trabaja durmiendo.

Hasta un 70% de descuento con las ofertas del Black Friday

X