¿Qué Es La Parálisis Del Sueño? Causas Y Prevención

Seguramente habrás escuchado hablar sobre la parálisis del sueño como un terror nocturno o un hecho sobrenatural. Hoy desvelamos porque se origina y si es posible evitarla, todo para conocer la verdad sobre que es la parálisis del sueño, un fenómenos que muchas personas experimentan.

Conclusiones Claves:

  • Un alto nivel de estrés y malos hábitos del sueño puede fomentar la parálisis del sueño.

  • Ocurre cuando hay una descoordinación cerebro – cuerpo, pero no resulta un suceso peligroso en sí para la vida del durmiente.

  • La parálisis del sueño es un trastorno sin “cura”, pero puede reducirse las probabilidades de su aparición con ciertos hábitos saludables.mirada de un hombre asustado

Entendiendo La Parálisis Del Sueño ¿Es Peligrosa?

Es un tipo de trastorno que se caracteriza por incapacitar a la persona físicamente al despertar. Para entenderlo de forma más simple, se podría decir que la mente del durmiente se despierta, pero el cuerpo se mantiene dormido.

Usualmente la parálisis del sueño causa que las personas tengan una inmovilidad corporal a la vez que experimentan una especie de «pesadilla» en la realidad o alucinaciones. Un ejemplo común de esto, es la percepción de una presencia a nivel visual en la habitación por parte del durmiente, como sombras.

Más allá de las alucinaciones, las personas indican que en sus experiencias de parálisis del sueño hay ciertos síntomas o sensaciones de presión en el pecho y ahogo por la agitación.

Este fenómeno puede ser experimentado por un periodo de máximo 2 minutos usualmente, tiempo que genera sensación de angustia y desesperación en la persona. Sin embargo, un episodio de parálisis del sueño en sí no es un riesgo para la salud, sino que es una experiencia transitoria desagradable.

De hecho, se cree que gran parte de la población llegará a tener algún episodio de parálisis del sueño en su vida. Mientras que un porcentaje menor al 10% de las personas suele presentar esta afección de forma más recurrente.

Causas De La Parálisis Del Sueño

Las personas que llegan a descansar una cantidad insuficiente de tiempo suele tener más probabilidades de padecer de parálisis del sueño. Aunque, para ello se suele considerar el caso de personas que han experimentado la privación de sueño o suelen dormir por varios días 4 horas o menos.

Algo similar llega a suceder con las personas que no tienen un horario fijo para dormir. Ya que, un descanso inapropiado y un descontrol negativo del sueño perjudica la actividad cerebral, debido a que la regulación de los ritmos biológicos se ven entorpecidos.

Para tener una mejor idea de esto, el cerebro logra distinguir con mayor facilidad la vigilia del sueño gracias a una rutina diaria establecida. Por ejemplo, con la exposición ante la luz y la oscuridad, actividades físicas e interacciones sociales.

El estrés es responsable de la aparición o fomentar diversos malestares y trastornos en las personas. Por supuesto, también es otra de las causas de la parálisis del sueño, ya que personas que tienen demasiado estrés o lo experimentan de forma constante, suelen ir con esta sensación a la cama y perjudican el descanso.muchacho con el movil en la mano sin poder dormir a oscuras

Angustia Y Ansiedad Ante El Problema

Ya hemos hablado de que el estrés puede favorecer la aparición de la parálisis del sueño, similar sucede con la sensación de ansiedad y angustia cuando se experimentan en altos niveles. Por otro lado, recordemos que, una persona que ya ha vivido algunos episodios de parálisis del sueño, puede estar predispuesta ante la aparición de uno nuevo.

Entonces, en este sentido, se genera una especie de bucle en personas que padecen del trastorno. Ya que, el problema en sí generado por el fenómeno no es este, sino el cómo actuamos o respondemos ante la presencia de la parálisis.

Por lo tanto, cuando una persona que ya ha vivido varios episodios de parálisis del sueño se predispone, suele aumentar su ansiedad y por ello, facilitar la aparición de un nuevo episodio. Esta situación se vuelve algo común en los pacientes, porque se obsesionan con la anticipación del fenómeno por miedo.

Así que si bien en un inicio la parálisis del sueño no es un problema de gravedad, puede terminar desencadenando en situaciones de mayor preocupación. E incluso, puede llegar a relacionarse con otro tipo de patología o trastornos, como la narcolepsia que afecta los ciclos del sueño.

El Proceso Biológico Detrás Del Trastorno

La parálisis del sueño es generada por una descoordinación que tiene lugar entre el cuerpo y el cerebro. Dicho problema causa una alteración en las señales que indican que se debe hacer una transición del sueño a la vigilia.

Como consecuencia se experimenta las siguientes etapas de la parálisis al dormir:

  1. Se experimenta la entrada a la fase REM, es cuando la persona está en estado de relajación, tiene algún sueño y no percibe las señales externas.

  2. El consciente de la persona despierta del sueño, pero al no haber un procesamiento total de la información entre el cerebro y el cuerpo, se paraliza la laringe (impide el habla) y los movimientos corporales. Aunque, las personas durante la transición del episodio de parálisis del sueño puede mantener el movimiento de los ojos y del diafragma no perjudicando la respiración.

  3. En este momento es cuando se presentan las alucinaciones, lo cual sucede porque el cerebro está experimentando el sueño y el pensamiento racional a la vez, todo sin poder despertar.

Estos tres momentos, por así decirlo, transcurre en tan solo segundos o escasos minutos; por supuesto, la desesperación por la incapacidad de movimiento y las alucinaciones genera que se sienta como un tiempo más largo. Cuando transcurre un máximo de 2 a 3 minutos es que se empieza a recuperar la movilidad de los músculos y desaparecen los síntomas.mujer durmiendo con la luz apagada

¿Es Posible Evitar La Parálisis Del Sueño?

Si bien hemos dado algunas explicaciones relacionadas a la parálisis del sueño, hay que aclarar que estos son los avances que se han dado en la materia, pero aún existen muchas dudas al respecto. Por lo tanto, no hay una manera exacta o una fórmula infalible para “curar” el trastorno, pero existen algunos consejos que se creen pueden evitar su aparición.

Como una de las principales causas es dormir poco, se recomienda hacerlo al menos 7 horas para reparar el cerebro y el cuerpo, en general. Claro, que cada uno puede necesitar tiempos diferentes de sueño, así que de ser tu caso permítete dormir más si así lo requieres y puedes hacerlo.

Además, recuerda cumplir un buen horario de sueño para no crear confusiones en tu proceso biológico respecto a este y la vigilia para prevenir la parálisis del sueño e incluso otros trastornos.

Otro consejo, que bien sabemos que a veces puede ser difícil de cumplir, es evitar el estrés. Al menos intenta reducir este y relajarte en las horas próximas al descanso para favorecer el proceso, y disminuye el uso de dispositivos electrónicos para favorecer la producción de melatonina que contribuye con el sueño.

Dormir boca arriba suele facilitar los problemas respiratorios y con ello la apnea del sueño. Por eso, evita esta posición al descansar, prefiriendo hacerlo de lado que es lo más sano en líneas generales.mujer arropada completamente

Nuestras Conclusiones

La parálisis del sueño puede llegar a afectar a cualquier persona que padezca de apnea del sueño, tenga mucho estrés o malos hábitos del sueño. Por eso, es preferible siempre seguir el estilo de vida lo más saludable posible y ajustada a las necesidades particulares para cuidar el cuerpo y sus procesos biológicos.

Si bien la parálisis del sueño no es un peligro para la persona en sí, recomendamos buscar la ayuda de un especialista si se vuelve recurrente o el trastorno perjudica tu calidad de vida.

Maya García
Maya García
Catadora & Escritora. Maya es nuestra escritora favorita. Pero no solo se le da bien escribir, también es una catadora profesional de colchones. Su tarea es viajar por diferentes hoteles probando colchones, almohadas, sábanas... por lo que podríamos decir que trabaja durmiendo.