Te Contamos Todo Lo Que Necesitas Saber Sobre Qué Firmeza Del Colchón Es Mejor

La firmeza de un colchón es una de las características más importantes, de ella depende la calidad en la postura del cuerpo a la hora del descanso. Pero, existe tanta información sobre qué firmeza del colchón es mejor que puedes sentirte confundido y no saber cuál es el más efectivo para tu descanso.

Así que para evitarte más confusión, te traemos un artículo completo con los diferentes lenguajes en los que puedes encontrar las referencias al nivel de firmeza del colchón y una lista de tus aspectos personales de descanso para que escojas de forma acertada el grado que mejor se adapte a ti.

Recuerda que al dormir uno de los elementos importantes para no despertar con dolores de espalda y deteriorar la columna en un largo plazo, es tener un colchón que ayude a mantener la posición anatómica natural del cuerpo.lentes, boligrafo y libro en un colchon

¿Qué Es La Firmeza De Un Colchón Y Por Qué Es Importante?

En las mejores descripciones de colchones siempre vas a encontrar referencias a la firmeza pero ¿Ya tienes claro lo que representa para un colchón? Puedes encontrar definiciones muy variadas, pero todas llevan a lo mismo, es en nivel de soporte y de resistencia que tiene un colchón para mantener la columna en buena posición. Esto no significa que un colchón de soporte y resistencia baja sean inadecuados, sino que tienen un grado de resistencia menor, por lo que son recomendados, por ejemplo, para personas delgadas o de bajo peso.

Hay quienes definen la firmeza como la sensación inicial al acostarse en un colchón, pero es un error porque la sensación inicial usualmente la definen los sistemas de acolchado. Esto ocurre con las espumas superiores que precisamente buscan aportar confort y suavidad, mientras que la firmeza viene dada generalmente por el núcleo o material de la parte central del colchón. Por eso, casi siempre se identifican niveles diferentes entre núcleos de espuma y muelles.

Por supuesto que, dentro del tema de la definición de los niveles de firmeza hay siempre subjetividad, pues lo que para muchos puede ser suave, para otros será duro y hasta habrá personas que no distingan diferencias entre un colchón y otro. Por lo que, definir qué firmeza del colchón es mejor no es tarea fácil. 

Importancia De La Firmeza

En condiciones en las que no se sufre de ninguna patología en la columna vertebral, los dolores de espalda suelen presentarse por malas posturas durante el día y al dormir. Las malas posturas durante la noche usualmente están relacionadas a un colchón deteriorado, colchón con mucho tiempo de uso que ha perdido su firmeza y provocan hundimientos o un colchón que no se ajusta a la posición en la que sueles dormir. En este último caso, queda claro que la posición de descanso también influye cuando se elige la  de la firmeza del colchón, pero eso lo abordaremos más abajo.

La columna tiene una posición anatómica natural, mantener esta posición es una garantía de que no se sufrirán dolores de espalda. Ahora, esto implica que el colchón que se elija ayude a mantener  la alineación correcta, respetando la curva pronunciada de las vértebras dorsales, así como el leve hundimiento de la zona lumbar. En este sentido, todos los niveles de firmeza pueden contribuir a mantener una buena posición, pero va a depender de las características particulares de las personas que duermen. mujer con dolor de espalda

¿Qué Tipo De Firmeza Del Colchón Es Mejor? Todo Lo Que Debes Saber

Existen diferentes formas de clasificar la firmeza de un colchón, la más común es hablar de la firmeza alta, media y baja. Pero aun entre estas, pueden haber escalas intermedias como media-alta o media-baja, ya hemos mencionado este tema puede ser algo subjetivo.

Otra forma de clasificarlas es por medio de rangos numéricos, algunos utilizan una clasificación del 1 al 10 y  otros del uno al 6. A fin de que puedas hacerte una idea de la firmeza de un colchón al ver su clasificación, aquí te definimos las formas más estandarizadas y los materiales que usualmente se relacionan a cada categoría de firmeza.

Firmeza Alta

Los colchones de firmeza alta son aquellos menos propensos a hundirse. En las escalas del 1 al 10, los colchones firmes serían los que se encuentran en una puntuación de 7.5 hasta 9. Los tipos de núcleos que proveen al colchón de soporte y resistencia alta son los de espuma Hrx de alta densidad y los colchones con altos números de muelles ensacados.

Cuando se hace referencia a la densidad de las espumas, se trata de un estimado de cantidad de material por m3. En este escenario, las espumas de alta densidad serán aquellas que presenten 80kg/m3 o más, espumas de menor densidad presentan menor resistencia en consecuencia una firmeza menor.

Si un colchón es de firmeza alta, es posible que al momento de tumbarse sobre él, el hundimiento provocado en su estructura sea de 2 cm o menos. Este hecho representaría la adaptabilidad del sistema de acolchado al cuerpo.

Este grado de firmeza es principalmente recomendado para personas jóvenes, quienes no padezcan ningún tipo de molestias en la columna, para deportistas y personas con un peso mayor a los 100 kg. Estos son los colchones con mayor tiempo de durabilidad y resistencia, también pueden recomendarse para parejas, ya que serán dos personas en una misma superficie.

Firmeza Media

La firmeza media, justo por ser el punto entre lo firme y lo blando es la categoría de firmeza que más se produce en los colchones y la que más se compra. Porque, ante el desconocimiento, es mejor apostar por “lo seguro”, que por el promedio. Y aunque sí, pueden complacer a la mayoría de la personas, vale la pena elegir porque te complazca a ti y las necesidades de tu cuerpo, que únicamente por  descarte.

En la escala del 1 al 10, un colchón medianamente firme se presenta con una puntuación de entre 6 y 7.5. Con independencia de los materiales utilizados en el núcleo del colchón, se puede lograr una firmeza media, trabajando la proporción del mismo. Por ejemplo, los colchones de espuma mantienen una densidad de 70 kg/m3 y los colchones de muelles ensacados se mantienen en un número normal, el cual puede ir de 500 a 1000 muelles dependiendo si es un colchón individual o doble.

Si comparamos las firmezas en niveles de hundimiento, los colchones con este grado de firmeza suelen hundirse ante la presión unos 2, 3 o 4 cm. Esto porque los sistemas de acolchado suelen ser más gruesos y componerse de diferentes tipos de espumas, también porque como el núcleo aporta una menor resistencia, la superficie cede más a la presión.

Esta categoría de colchón es bastante útil para casi cualquier tipo de persona, son los recomendados para  las personas mayores de 30 años, para parejas y para quienes en general desean una superficie confortable, pero de poco hundimiento.

Firmeza Baja

Esta suele ser la firmeza menos recomendada, pero igual se fabrica porque tiene un usuario bastante específico. Los colchones blandos se hunden con mayor facilidad, su núcleo suele ser de espumas de baja densidad, como de 50kg/m3, colchón de muelles ensacados o colchones de baja altura.

En la escala que estamos manejando actualmente, se les puede identificar con un número entre el 3 y el 5. Colchones con descripciones menores a eso no existen, a menos que la escala sea del 1 al 6.

El hundimiento que se puede producir en estos colchones alcanza los 4, 5, 6 y hasta 7 cm. Esto puede resultar muy incómodo para muchas personas, por eso es el menos comprado y recomendado, su uso regularmente se debe a particularidades como problemas en la columna vertebral, hernias y tratamiento terapéutico.

La gran ventaja de estos colchones es que tienen un alto nivel de adaptabilidad y sin duda ninguna posibilidad de generar puntos de presión. Sí se podría recomendar este grado de firmeza para alguien definitivamente dependería de una sugerencia médica por diagnóstico de algún padecimiento, aunque puede ser la opción para personas de bajo peso siempre que el nivel de hundimiento no sea mayor a los 4 cm. Este grado de firmeza puede ser característico de los colchones para cunas, pues se sabe que el usuario pesa muy poco.

Elegir La Mejor Firmeza

Ya que sabes cuales son los niveles de firmeza que puedes encontrar en el mercado y la forma de identificarlos. Es importante que sepas que no hay un nivel de firmeza más adecuado que otro, el que más se puede ajustar a la mayoría de las personas es la firmeza de grado medio, pero no significa que sea el óptimo para ti.

La elección de una categoría de firmeza sobre otra no depende de la firmeza en sí misma, sino de las características de la persona que dormirá en ella. Por eso, la mejor forma de elegir un tipo de firmeza es elegir de acuerdo a las necesidades personales. Estas son algunas de las consideraciones particulares que debes tomar en cuenta para elegir un grado determinado de firmeza:mujer durmiendo doblada

Posición Para Dormir

Hay que aclarar que ninguna persona sin padecimiento importante en el cuerpo duerme en una misma posición toda la noche. La gran mayoría de las personas pasa por diferentes posiciones cuando duerme, sin embargo, siempre habrá una postura favorita para dormir, pensando en esta postura de mayor preferencia y recurrencia se debe elegir la firmeza del colchón.

En este sentido, si duermes boca arriba, que por cierto, es la posición más recomendada por los expertos, debes elegir colchones de alto soporte y resistencia. Si alguna de estas personas prefiere las superficies más suaves, puede apostar por colchones de soporte y resistencia media – alta o que vengan con un buen sistema de acolchado.

Si duermes de lado, la firmeza media es la más adecuada. Al dormir de lado se crean en el cuerpo dos partes de gran volumen, que son los hombros y las caderas, por lo que se requiere de una superficie flexible y adaptable, pero que igual mantiene la linealidad de las vértebras.

Por último, aunque dormir boca abajo es la posición menos recomendada, hay quienes por tener hernias discales o dolores intensos en la columna encuentran alivio en esta posición. Para estas personas su mejor elección serán los colchones de firmeza media – baja, que pueden ser calificados como 4 o 5 en una escala del 1 al 10.

Peso

El peso corporal es otro gran elemento de análisis para escoger la firmeza apropiada de un colchón. Esto, porque el peso es el que determina la presión que se ejercerá sobre el colchón, más peso es igual a más presión, lo que es igual a más hundimiento.

Con este ejemplo en consideración, podemos clasificar el uso de determinado nivel de firmeza de acuerdo al peso de las personas. Por ejemplo, quienes tienen un peso mayor a los 110 kg deberían comprar un colchón de firmeza alta, pues de lo contrario la presión sobre un núcleo de menor resistencia puede deformarlo o reducir su tiempo de vida útil.

Personas con un peso entre los 90 y 110 kg, pueden comprar colchones de firmeza media o alta. Mientras que, la gran mayoría de adultos, quienes se encuentran entre los 50 y 90 kg deberían comprar colchones de soporte y resistencia media. Y, los más delgados pueden permitirse colchones con nivel medio – bajo.

Con independencia del peso de las personas, si cada una compra el colchón que se recomienda de acuerdo al peso, todos tendrán sensaciones parecidas. Pero si todos compraran un colchón de firmeza media – alta, las personas con peso mayor a los 110kg lo sentirían súper suave, personas con peso de 70 kg lo sentirían cómodo y alguien de 45 kg lo sentiría duro e incómodo. He ahí la importancia del peso y la posibilidad de ajustarse a lo que cada persona necesita.

Problemas De Espalda

Los problemas en la columna pueden ser muy variados y deberse a diferentes causas, por eso hay que conocer con certeza el problema que se padece y desde allí escoger el colchón con la firmeza adecuada para ti.

Los problemas más comunes de dolores de espalda son las hernias discales, la fibromialgia, la artrosis y la lumbalgia. Para esta última es recomendable usar colchones de resistencia alta que mantengan la columna en perfecta posición. Igualmente en estos casos y otro tipo de malestares de espalda que resulten crónicos, es de suma importancia consultar al médico.dos manos dando masajes a una mujer

Preferencia

Todos tienen preferencias, y la sensación que se quiere tener al dormir no es una excepción. Sin embargo, en términos de colchones se puede mediar entre lo que el cuerpo necesita y lo que se quiere.

La situación más difícil es cuando por características corporales se necesita un colchón de firmeza alta, pero la preferencia es dormir en una superficie acogedora y envolvente. En este caso, la mejor recomendación es apostar por colchones de soporte y resistencia media o por colchones de soporte y resistencia alta con un sistema de acolchado grueso, y preferiblemente de Viscoelástica.

El asunto es más fácil cuando la preferencia es por un colchón de soporte alto, porque estos son siempre los más recomendados por los médicos, así que no habrá problemas con elegir uno de estos colchones.

¿Qué Es Mejor Un Colchón Firme O Intermedio?

Por asuntos de salud y garantías de que la columna se mantenga en perfecta posición, la opción ideal es un colchón firme. Pero en pro de disfrutar de la experiencia de descanso, de evitar puntos de presión y mejorar la circulación de la sangre sin perder un buen soporte, un colchón intermedio es la opción recomendada.

¿Qué Es Mejor Un Colchón Firme O Suave?

En este punto ya conoces las ventajas y desventajas de cada nivel de firmeza. Pero, si consideramos que la elección es para una persona sin problemas en la espalda y joven, el mejor colchón sería uno firme. En caso de que hablemos de una persona mayor o de alguien que presenta ciertos problemas en la columna vertebral, pues elegir un colchón suave será lo más saludable.

Conclusión: Nuestras Últimas Recomendaciones En Firmeza

Con todo esto, de seguro te quedará bastante claro que elegir la firmeza de un colchón no debe tomarse a la ligera, pero tampoco es una decisión muy difícil. Una vez que tienes claro las clasificaciones de los niveles de firmeza, ya entenderás mejor la próxima vez que leas la descripción de un colchón. Y, ya que conoces cuales son las características personales que debes considerar para definir tus necesidades, ya estás listo para comprar tu colchón.

Nuestro último consejo es que si tienes alguna afección en la columna priorices lo que tu cuerpo necesita respecto a esa condición. Ahora bien, si por el contrario no sufres de ninguna condición especial en la columna vertebral, prioriza la firmeza ideal de acuerdo a tu peso. A partir de allí, podrás incluir características como  la posición más recurrente al dormir y por último tu preferencia. Recuerda que hay una amplia gama de colchones y prestando atención a los detalles de sus materiales puedes encontrar la combinación perfecta para ti.mujer agarrandose la espalda

Maya García
Maya García
Catadora & Escritora. Maya es nuestra escritora favorita. Pero no solo se le da bien escribir, también es una catadora profesional de colchones. Su tarea es viajar por diferentes hoteles probando colchones, almohadas, sábanas... por lo que podríamos decir que trabaja durmiendo.

Hasta un 70% de descuento con las ofertas del Black Friday

X