¿Que Es Un Topper De Colchon?

Un topper es una capa acolchada que se pone en la superficie del colchón para sumarle confortabilidad. Hay muchas opciones, cada una hecha con materiales y aplicaciones diferentes para ajustarse a las  necesidades de las personas.

Pero… Si tienes un colchón nuevo o aun con tiempo de vida útil ¿para qué querrías un topper?

Topper

 

Pues, te vamos a contar una historia que quizá te resulte familiar. Octavio pasó varios meses sufriendo dolores de espalda. Al final se dio cuenta que lo que torturaba sus noches era su viejo colchón.  Decide comprar un colchón de muelles con una capa Viscoelástica.

 

El cambio resultó favorable y los dolores desaparecieron. Pero hace un mes han vuelto las molestias. Se ha dado cuenta que su colchón tiene 8 años de uso y que se percibe mucho más duro, aún así no quiere comprar otro colchón hasta que este cumpla sus 10 años de garantía.

Ventajas Y Beneficios De Usar Un Topper Colchón

El caso de Octavio es un excelente ejemplo de cuando comprar un topper se vuelve necesario. Si no te sientes en comodidad con tu colchón actual, puedes hacer algo por ti sin necesidad de comprar un colchón nuevo. En este caso, un topper es la solución correcta.

Si aún lo dudas, te presentamos las ventajas y beneficios que se pueden recibir al usar un topper de colchón. Ventajas que van mucho más allá de renovar la superficie de descanso.

  • Confortabilidad: la superficie de un colchón viejo o muy firme puede resultar duro, si no estamos acostumbrados a ello. Un topper bien acolchado, aliviará los puntos de presión que el colchón en uso está provocando. Un buen topper puede darte la sensación de estar en las nubes.
  • Adaptabilidad: estos colchoncillos están hechos de diferentes tipos de espumas o de plumas, son principalmente superficies suaves. Al ser de una capa de no más de 10 cm, su suavidad es adaptable, es decir, que se ajusta las partes más pronunciadas del cuerpo, como la zona lumbar y hombros.  Esta excelente capacidad permite mantener el cuerpo en perfecta posición anatómica, lo que favorece la salud y el sueño reparador.
  • Transpirabilidad: la mayoría de los ejemplares de topper se fabrican para ser altamente transpirables, que el aire circule por toda su estructura sin obstáculos para mantenerse limpio y fresco.  Si se tiene un colchón con una superficie calurosa, el topper es una solución.
  • Aumenta la vida útil del colchón: cuando el colchón está viejo, podemos hacernos con un topper para evitar comprar un nuevo colchón en un corto plazo y si el colchón está nuevo, se evita el desgaste de las capas superficiales y hundimientos. Al aplicar esta capa extra de acolchado, mantenemos por un mayor tiempo la usabilidad y calidad del colchón.
  • Seguridad y limpieza: un topper es una forma de renovar la superficie donde duermes, eso incluye, la limpieza. Un topper nuevo llega sin residuos, sin manchas, sin acumulación de humedad y bacterias, en fin completamente limpio y seguro.  Esta opción alternativa de comprar un topper es excelente porque aumenta la seguridad e higiene donde se descansa.
  • Economía: apostar por un topper cuando el colchón ya está viejo, es la opción más económica para renovar el descanso. Comprar un topper puede significar un ahorro considerable, y la alternativa más eficiente cuando se requiere salir de apuros sin gastar mucho dinero.
  • Cama personalizada movible: hay personas que no duermen bien a menos que sea en su cama, un topper te da la oportunidad de llevar tu confortabilidad a todas partes. Como se trata de un pequeño colchoncillo, es posible enrollarlo y llevarlo de viaje sin que resulte un peso excesivo.

¿Qué Tipos De Toppers Hay?

La definición más simple es decir que los topper son una capa acolchada. Pero el secreto de todos los beneficios que puede aportar un topper se encierra en los materiales de los que está hecho. Aquí te mostraremos los materiales de mejor calidad y durabilidad, con todas sus características y las ventajas que cada tipo de topper ofrece.

viscoelastica

Viscoelástica

La Viscoelástica es de nuestros materiales favoritos para el acolchado, su capacidad de adaptación la hace perfecta para al cuerpo y evitar los puntos de dolor. Muchos tipos de colchones vienen equipados con este tipo de espuma y aun así pueden sentirse duros debido a la densidad o que se aplica una capa muy fina.

Sin embargo, los toppers comúnmente vienen equipados con material viscoelástico de 4, 5, 6 y hasta más centímetros. Por lo que el déficit de acolchado de un colchón se puede resolver por medio de un topper viscoelástico.

¿Qué Es Un Topper Viscoelástico?

Un topper viscoelásticos es un colchoncillo compuesto principalmente por espuma Viscoelástica. Este tipo de espuma es muy popular por el efecto memoria y lenta recuperación que le permite captar todas las formas posibles sin ejercer presión. En términos de descanso, la espuma visco ofrece altos niveles de adaptabilidad para acoger toda la anatomía del cuerpo de forma natural.

Uno de los mayores retos  a los que se enfrenta la industria del descanso  con el surgimiento de la Viscoelástica, fue a la retención de calor que tenía la espuma. Pero con el paso de los años y los avances de la tecnología este problema ha sido menguado combinando el viscoelástico con fibras naturales, partículas termorreguladoras y haciendo espumas micro perforadas para una óptima transpirabilidad.

Pros
  • Retiene el movimiento.
  • Adaptabilidad anatómica.
  • Precio asequible.
  • Efecto memoria.
Contras
  • Algunos pueden retener el calor.
  • Lenta recuperación.

Látex

El látex es un material empleado en diferentes objetos. En la industria del descanso se ha utilizado para elaborar espumas de alta flexibilidad, durabilidad e hipoalergénicas. Todas estas características están presentes sobre todo cuando se habla de látex natural, en el caso de los topper es importante que la espuma de látex esté compuesta por un alto porcentaje de naturalidad para disfrutar de la mejor calidad.

En caso que no se trate de látex natural, sino sintético, las ventajas pueden reducirse un poco. La espuma de látex sintético tiene un menor poder de flexibilidad y puede venir con olores fuertes.

En este sentido, aunque el látex es uno de los materiales más empleados en la elaboración de colchones, no todos los fabricantes trabajan con el mismo tipo de látex. Un detalle importante, es que aunque recomendamos siempre apostar por un topper o colchón con alto porcentaje de látex natural, estos suelen ser más costosos que los sintéticos.

Pros
  • Flexibilidad.
  • Adaptable al cuerpo.
  • Fresco en todo momento.
  • Recuperación rápida.
  • Repele ácaros y bacterias.
Contras
  • Los de alto porcentaje natural son más costosos.
  • Los de látex sintético pueden guardar olores químicos.

Fibra O Plumas

Los toppers de plumas son unos compañeros de lujo para el descanso. No son la mejor opción en adaptabilidad y firmeza, pero si cuando lo que buscas es suavidad en niveles superiores. La acogida que da este tipo de toppers es confortable, placentera y renovadora.

Es importante tener en cuenta que al momento de instalar un cubre colchón de plumas, se debe agitar bien la funda para permitir una distribución equilibrada en toda la superficie, pues se trata de un relleno movible.

Las plumas son un excelente material para permitir la transpirabilidad en la superficie del colchón, esto, lo hace ideal para aquellas personas con problemas de sudoración, porque no se retiene ni potencia la humedad. La naturalidad de la composición también juega  a favor, porque gracias a ella no se retienen olores y se repele suciedad y ácaros.

Pros
  • Aspecto mullido.
  • Sensación de extrema suavidad.
  • No retiene humedad.
  • Transpirable.
Contras
  • No favorece la independencia de lechos.
  • Requiere lavado profesional.

Fibras Naturales

Las fibras naturales son exquisitas. Los topper de este tipo están hechos en buena medida por productos 100% orgánicos, sin aditivos químicos y pensados idealmente para personas con algún tipo de alergias. Entre las fibras más comunes en la elaboración de topper se encuentran la lana, el algodón orgánico, lino, fibra de coco y la seda salvaje.

Pocos de estos ejemplares contienen tinturas o químicos fuertes en su fabricación.  Muchos, por sí mismos son capaces de repeler ácaros bacterias debido a su alta naturalidad.

Cada tipo de fibra tiene propiedades importantes, la lana por ejemplo es elástica y puede retener el aire para una superficie más fresca, el lino se dice que es relajante y facilitador del sueño, mientras que la fibra de coco favorece la firmeza y transpirabilidad.

Un topper de fibras naturales puede estar compuesto únicamente por un tipo de fibra, por ejemplo, lana. En este caso es un topper destinado a mejorar con una fina capa el tacto y la sensación del colchón. Mientras que puede haber otros modelos que se combinen con tipos de espuma, principalmente látex natural, para aportar no solo buena sensación sino también firmeza.

En la cama, este tipo de colchoncillo favorece la sensación de confortabilidad, mejora la temperatura de la superficie, evita presiones en el cuerpo y favorece la circulación sanguínea.

Pros
  • Favorecen la circulación y retención de aire.
  • Más transpirables.
  • Potencian la circulación de la sangre.
  • Ideal para personas alérgicas.
  • Usualmente están completamente libres de componentes químicos.
  • Biodegradables.
Contras
  • Poca estructura.

¿Para Qué Usar Un Topper?

Pueden ser muy variables las razones por las que ya no estamos cómodos con el colchón o la superficie en la que dormimos. Los problemas más frecuentes pueden ser la dureza y la temperatura, pero también se añaden inconvenientes como los olores fuertes, la retención de humedad etc.

En cualquiera de estos casos, es cuando el uso de un topper se vuelve útil. El objetivo de estos increíbles productos es devolvernos la comodidad que hemos dejado de tener en nuestro lugar de descanso.

Pero no solo eso. Sino que podemos hacernos de un colchoncillo de estos para mejorar la confortabilidad en sofás, para usarlos como camas auxiliares para invitados, para llevar el confort de casa en un viaje… Siempre podemos darle un par de usos más a los topper, solo hace falta creatividad.

Si tu razón principal, para comprar un topper es alargar la vida útil de tu colchón, debes estar seguro que al menos el colchón no está completamente vencido. ¿Por qué? Porque al vencerse los materiales comienzan a desintegrarse o hundirse, por tanto, la salud puede verse afectada por las partículas que se liberen y el topper no va a hacer un trabajo milagroso si está en una superficie irregular.

¿Cómo Elegir Un Topper?

No todos los toppers son iguales. Ya vimos algunos tipos de colchoncillos de acuerdo al tipo de material de su relleno, pero hay muchas otras características en las que los topper pueden variar. Este tipo de variaciones y las necesidades propias son las características  que tenemos que tener en cuenta al momento de elegir un topper. 

  • ¿Suavidad, confort o soporte?: a partir de la sensación que te da tu colchón debes decidir qué es lo que quieres. Si tu colchón es muy duro probablemente busques suavidad, los topper de plumas serían una excelente opción. Mientras que si buscas adaptabilidad o confort, la Viscoelástica sería ideal, por último en caso de que quieras potenciar también el soporte, un colchoncillo de látex es lo mejor.
  • Forma de fijación: estos colchoncillos tienen diferentes formas de fijación, algunos tienen bandas elásticas en las esquinas, botones o fibras antideslizantes. Piensa en lo que te resulte más cómodo. Si tu colchón en uso es muy alto, deberás verificar que las bandas elásticas le alcancen.
  • Tratamientos y ventajas de limpieza: es elemental que tengan tratamiento anti ácaros. Pensando en la limpieza, puedes optar por un topper con funda, de manera que se pueda extraer y lavar para mantenerla libre de microorganismos.
  • Altura: esta característica dependerá también de lo que necesites. En ocasiones basta solo una capa fina para aliviar la tensión del cuerpo, en este caso 3 o 4 cm son suficientes, mientras que en otras, el trabajo es completamente de adaptabilidad, por lo que es preferible optar por un colchón de 7 u 8 cm de alto.
  • Temperatura: aunque la Viscoelástica es excelente para enmendar los problemas de adaptabilidad, sino no tiene tratamientos termorregulador, puede causar calor. Por eso, es importante que consultes las aplicaciones de los topper en torno a la frescura y transpirabilidad, usualmente, con ejemplares de plumas, fibras naturales o látex naura no habrá problemas de calor.
eleccion de topper

Conclusión

Un topper puede ser mucho más que una capa extra para tu colchón, puede ser la solución a malas noches, a dolores de espalda y a sueños sin descanso. Una alternativa económica que alarga la vida de tu colchón.

Antes de hacerte con un topper verifica bien que es lo que necesitas y quieres, que material te vendría mejor y que forma de ajuste sería más efectiva en tu cama.

Maya García
Maya García
Catadora & Escritora. Maya es nuestra escritora favorita. Pero no solo se le da bien escribir, también es una catadora profesional de colchones. Su tarea es viajar por diferentes hoteles probando colchones, almohadas, sábanas... por lo que podríamos decir que trabaja durmiendo.