¿Qué es un colchón de látex? Todo lo que necesitas saber

Los colchones de látex utilizan como materia prima una sustancia que segrega la savia del árbol Hevea Brasiliensis, conocido comúnmente como el árbol de caucho. La cual tras ser sometida a distintos procesos, se convierte en ese material un tanto compacto, pero a su vez flexible.

Este material se caracteriza principalmente por la gran capacidad de adaptación que tiene y su extraordinaria elasticidad, lo que permite a su vez la reducción de los puntos de presión, pasando a ser un muy buen material para aportar un excelente descanso. 

Por si fuera poco, tienen cualidades hipoalergénicas y debido a las características naturales, evitan la proliferación de bacterias generadas por la humedad y el calor. Esto significa que los durmientes no tendrán problemas de alergias y podrán dormir mucho mejor. colchon blanco en el piso

¿Qué Es Un Colchón De Látex?

Los colchones de látex son aquellos en los que el núcleo se reemplaza, los cuales tienden a ser de muelles o de espuma, por uno completamente compacto de látex. Hay algunos que son de látex natural, mientras que otros varían esta composición, combinando el natural y el sintético. 

¿Por Qué Comprarlo?

Los colchones de látex son una gran opción en el momento de comprar un colchón por diversas razones, comenzando por el hecho de que el látex es un material natural que tiene una muy buena calidad. Sin embargo, hay que tener en claro que no siempre son natural 100%.

Otra de las grandes razones que existen por las que comprar un colchón de látex, es que este es un material biodegradable. Pero eso sí, debes saber que los colchones de látex natural tienen un precio más elevado que los sintéticos. 

Cuando ambos tipos de látex están combinados, el colchón tiende a ser un tanto más elástico, adquiere mayor firmeza. Ocurre también no solo esto, sino que tiene propiedades hipoalergénicas, antiácaros y anti microbianas.

Estos colchones ofrecen zonas de firmeza diferenciadas, lo que significa que es mucho más firme en aquellas zonas donde tenemos mayor cantidad de peso y más blando donde el peso es mucho menor.

Para evitar que el núcleo de este colchón resulte muy denso por este tipo de material, este tiene orificios que logran que se ablande, haciendo que cada vez sea más confortable y que ofrezca un mejor descanso para los durmientes. 

Cuanto más grandes sean estos orificios el núcleo será más blando. Son los mejores para camas y somieres articulados. 

Características

Estos colchones pueden estar fabricados con látex natural exclusivamente o combinar también el látex sintético. Una gran ventaja que tienen es que cuentan con propiedades hipoalergénicas, así que si padeces de alergias no tendrás ningún problema en usarlos. 

También son antiácaros y tienen zonas de firmeza diferenciadas, lo que permite que pueda lograrse un buen descanso. 

Pros
  • Son firmes pero adaptables a la vez.
  • Proporcionan una verdadera sensación de suavidad.
  • Tienen una larga duración.
  • Son resistentes al hundimiento.
  • Tienen una firmeza media-alta.
Cons
  • Pudieran generar sensación de calor.
  • Es fundamental usar bases que transpiren.
  • Pueden desgarrarse. 

Tipos De Colchones De Látex

Existen dos tipos de colchones por el tipo de látex que utilizan, estos son los colchones de látex sintético y los de látex natural. 

Látex Sintético

Pros
  • Diferencia las zonas de descanso.
  • El precio es más bajo que el del látex natural.
  • Si la persona es alérgica al látex podrá utilizarlo sin problema.
Cons
  • Es un poco más firme que el de látex natural.

Látex Natural

Pros
  • Tiene una alta adaptación.
  • Es un material duradero.
  • Ofrece un alto nivel de descanso.
Cons
  • Está contraindicado para personas alérgicas.
  • Tiene un nivel de transpiración bajo.
  • Debe ventilarse diariamente. 

Diferencias Entre Un Colchón De Látex, Un Colchón Viscoelástico Y Uno De Espuma

Los colchones de látex son un producto natural, aunque también existen los de látex sintético que son un tanto más elástico. No obstante, hay que considerar que los naturales ofrecen mayor confort y suavidad. Estos son idóneos para personas que padecen de dolores de espalda. 

Por su parte, los viscoelásticos están elaborados con espuma viscoelástica, es decir, tienen componentes sintéticos. Sin embargo, sus componentes son excelentes para reducir los puntos de presión. 

Los de espuma no contienen muelles y están fabricados con un material llamado isocianato. Cuentan con alta recuperación o resistencia, es decir, después de que se usan recuperan su forma inicial. 

Características

Los colchones de látex son elaborados de la savia del árbol de caucho, la cual es procesada en bloques de espuma. 

Estos colchones son los más recomendados para aquellos durmientes que sufren de dolores de espalda y también para los que padecen de alergias, pues se trata de un material hipoalergénico. 

Por su parte, los colchones de espuma viscoelástica son sintéticos en su totalidad, pero a su vez generan un excelente descanso y aportan una firmeza ideal para que el durmiente tenga una posición correcta al momento de descansar.

Los colchones de espuma HR se caracterizan por una gran resistencia, buscando en todo momento volver a su forma inicial, sin embargo, son poco transpirables y esto conlleva a que se formen ácaros con gran facilidad. 

¿Cómo Cuidar Un Colchón De Látex?

Para cuidar un colchón de látex deberás girarlo de vez en cuando, así evitarás que se deforme. Cuando lo desembales, deberás dejar que se ventile para que pierda el olor que se percibe en principio.

El peso debe repartirse en forma equitativa, de esta manera tendrá una mayor durabilidad. Si quieres evitar que se deforme o que esté húmedo, la base debe permitir una buena transpiración. 

Es fundamental analizar su composición, es decir, si en realidad queremos y podemos comprar un colchón sintético o uno natural. También es necesario tomar en consideración la altura del bloque de látex, que en realidad debería superar los 16 cm. 

Es también relevante tener en cuenta las zonas de confort que tiene y cómo se adaptan al cuerpo del durmiente. No se debe dejar de lado el tipo de funda que ofrece que debe ser suave y agradable al momento de acostarte. 

Conclusión

Si has decidido comprar un colchón de látex, lo más recomendable es pensar no solo sus ventajas, sino también el cuidado que debes de tenerle para su conservación. Deberías dejarlo en un lugar con ventilación, pero no solo esto sino darle la vuelta una vez al mes.

De igual forma, debe estar protegido por fundas transpirables y contar con una base que no permita la formación de humedad. Estos colchones tienen que cambiarse como máximo cada 10 años. 

Maya García
Maya García
Catadora & Escritora. Maya es nuestra escritora favorita. Pero no solo se le da bien escribir, también es una catadora profesional de colchones. Su tarea es viajar por diferentes hoteles probando colchones, almohadas, sábanas... por lo que podríamos decir que trabaja durmiendo.

Hasta un 70% de descuento con las ofertas del Black Friday

X