¿Te Clavan Los Muelles Del Colchón? Cómo Solucionarlo

Hay varias razones por las que puedes sentirte incómodo en un colchón. Una las peores sensaciones es la de sentir bultos por todo el cuerpo o bultos inflexibles que no permiten que el cuerpo descanse de forma natural. Esto sucede generalmente con los colchones de muelles, debido a la deformación que pueden sufrir por el paso del tiempo o el mal uso de los mismos.

Sentir los muelles del colchón no es una experiencia agradable, por eso, es preciso darle solución lo antes posible. Te contamos algunas de las razones de porque se pueden empezar a sentir los muelles y algunos consejos de cómo solucionarlo.colchon blanco

Razones Por Las Que Sientes Que Se Te Clavan Los Muelles Del Colchón

Comenzar a sentir los muelles del colchón donde se duerme es una señal directa de que esa ya no es una estructura saludable para el descanso. Estas son algunas de las razones por las que los muelles  pueden estar saliéndose de lugar y molestando tu descanso.

Colchón Sin Acolchado

Si se trata de un colchón de segunda mano, puede que haya sido reestructurado y no se le haya puesto un sistema complejo de acolchado. En algunos casos puede presentarse que lo único que separa el cuerpo de los muelles es una funda acolchada que por supuesto no aporta la superficie suficiente para separarse y no sentir los muelles.

Pobre Sistema De Acolchado

Aun en algunos colchones nuevos, puede que se presente este problema de sentir como se clavan los muelles en el cuerpo, esto se debe a que el sistema de acolchado es deficiente. Puede que las espumas superiores sean de baja densidad o muy delgadas.

También puede influir el peso de la persona, pues una persona de más de 90 kg, aplica una mayor fuerza sobre la superficie del colchón lo que puede debilitar el trabajo de las espumas superiores que no son de alta densidad o no están aptas para ese peso.poco acolchado

Colchón Viejo

Los muelles ensacados usualmente están hechos de metales resistentes, lo que hace que tenga un largo tiempo de vida útil. Sin embargo, pasados los 8 años, las espumas de los colchones comienzan a descomponerse y perder sus propiedades, lo que produce que los muelles se claven en el cuerpo por un acolchado deteriorado.

También puede ocurrir que con el paso de los años, los muelles al azar pierdan su capacidad de resorte. En consecuencia, se crea una estructura deformada con elevaciones y hundimiento en la superficie. Es por eso que siempre se debe tener en cuenta los años de uso que lleva el colchón, para evitar llegar a estas molestias.

¿Puedes Adaptarte Al Colchón?

Si se tiene un colchón viejo, el uso constante puede que haga pasar de ser percibido esos muelles elevados que se clavan en el cuerpo. Esto quiere decir que si es posible adaptarse a un colchón deformado, pero esto no es una ventaja. Al contrario, dormir en estas condiciones puede generar puntos de presión y dolores musculares que se manifestaran durante el día.

Ocurre lo mismo cuando se trata de un colchón nuevo, si se usa constantemente es posible adaptarse, pero no es sano. Así que, en este caso, es mejor devolver el colchón, aprovechar los días de prueba que ofrezca el fabricante o poner a valer la garantía, pero nunca la mejor opción será adaptarse a una estructura deforme.

Soluciones Para Dejar De Sentir Los Muelles

La mejor opción si se comienzan a asentir clavados los muelles en el cuerpo, es devolver el colchón. En ocasiones esto no es posible porque ya han pasado los días de prueba o porque la garantía no cubre este tipo de incidentes. En cualquier caso, te dejamos algunas opciones para solucionar el problema de sentir los muelles del colchón.

Cambiar El Colchón

Cuando comienzas a sentir los muelles clavarse en tu cuerpo, esto es una clara señal de que ese colchón no es para ti y ha llegado el momento de cambiarlo. En el mercado hay un montón de colchones baratos disponibles, si no te encuentras en condiciones de comprar un nuevo colchón de lujo. Pero, un colchón barato con una superficie plana y confortable, será mejor que un viejo colchón de lujo que ha perdido su poder y te provoca dolores y malestares al dormir.

Usar Topper

Si no puedes comprar un colchón nuevo, la opción más económica será hacerte con un topper. Hay muchos modelos de topper disponibles en el mercado, uno con buen acolchado sería el ideal, que tenga un grosor entre 5 y 8 cm será excelente. Esta es una alternativa que se usa también cuando el colchón es muy duro, lo recomendamos principalmente cuando se tiene un colchón viejo con el sistema de acolchado deficiente.

En casos donde el colchón viejo se ha deformado y tiene elevaciones y hundimientos evidentes, será poco lo que el topper pueda hacer por ti, en estos casos lo mejor es comprar un nuevo colchón.

¿Se Puede Endurecer o Mejorar Un Colchón?

Sí. Hay procedimientos muy específicos en los que se abre el colchón por completo y se restauran o se arreglan los muelles. Esto consiste en abrir el colchón, quitar el sistema de acolchado superior y revisar a detalle los muelles que necesitan ser arreglados, estos se pueden cortar, ajustar con alambre, soldadura o reemplazar. Aunque puede ser un procedimiento eficiente, requiere trabajo, herramientas y materiales.

Una alternativa más sencilla y utilizada por algunos hoteles es la de crear una nueva capa de acolchado, con espuma de alta densidad, como Hrx y fijarla al colchón. De hecho, es común aplicar una espuma de alta densidad que protege el cuerpo de los muelles y una capa más fina y suave para garantizar el confort.

Conclusión

Para dejar atrás la molestia de los muelles clavados en el cuerpo, el truco está en trabajar el sistema de acolchado, pues, esta es la capa intermedia entre los muelles y el cuerpo. Si la sensación es leve, lo que más recomendamos es comprar un topper grueso, en caso contrario, si los desniveles del colchón se notan, lo mejor es comprar un colchón nuevo.cama de madera con almohadas

Maya García
Maya García
Catadora & Escritora. Maya es nuestra escritora favorita. Pero no solo se le da bien escribir, también es una catadora profesional de colchones. Su tarea es viajar por diferentes hoteles probando colchones, almohadas, sábanas... por lo que podríamos decir que trabaja durmiendo.