¿Qué Colchón Elegir Para Niños? Descubre La Firmeza Y Material Correcto Para Mejorar Su Desarrollo

Darle al niño los cuidados necesarios para que crezca sano y fuerte, es un deseo común de los padres y el descanso es más relevante de lo que puede parecer. ¿Sabías que influye en el desarrollo de su columna vertebral? Por lo tanto, seleccionar un colchón de calidad en correspondencia con perfil es esencial para favorecer su crecimiento.

Aunque, debido a su gran vulnerabilidad al ser un recién nacido y durante las siguientes etapas puede ser algo difícil dar con el correcto. Sin embargo, no tienes que preocuparte más por esto, verás que con estas recomendaciones sobre firmeza, composición y más, solo faltará que pienses en el perfil de tu hijo y el presupuesto que tienes para elegir el mejor colchón para niños ideal.mama acostada con sus dos niños

Cómo Elegir El Colchón Según La Edad Del Niño

Pensar en cómo elegir el mejor colchón para niños sin tener en cuenta especificidades es totalmente erróneo, ya que no todos tienen las mismas particularidades. Sin embargo, hay maneras de lograr elegir un producto acorde a tu hijo al considerar la edad.

¿Por qué es tan importante este dato? Basta con ver a un bebé al lado de un niño de 5 años, las diferencias físicas son evidentes. Por eso, así como has cambiado otros artículos de tu hijo a medida que ha crecido debe suceder lo mismo con su colchón y la cama para que pueda cubrir sus nuevas necesidades.

En cuyo caso también se debe hacer mención de otro factor, la morfología del niño. Si tomamos el mismo ejemplo se ha de considerar que el peso y estatura claramente entre dos niños de edades tan distantes son opuestas. Aunque si son contemporáneos, pero con diferente morfología esto puede cambiar un poco. No obstante, para tener una guía sobre qué productos son mejores para los pequeños, la edad es un excelente comienzo.

Porque más allá de lo evidente en su estatura y peso, hay otros factores que varían de una etapa a otra. Por lo que se aconseja el uso de ciertos productos en específico, por ejemplo, llegado los 18 meses de edad aproximadamente es un buen momento para hacer la transición del colchón de cuna a la cama.

Desde Los Primeros Meses Hasta Los 3 Años

Los recién nacidos presentan condiciones físicas que los hacen muy vulnerables, lo cual se presenta desde ese momento hasta que alcanzan los 2 años de edad. Sin embargo, algunos consideran que se extiende hasta los 3 años del bebé y por eso, es mejor cumplir con las pautas hasta entonces de forma preventiva.

Por lo tanto, para que un colchón pueda ser adecuado para un bebé debe cumplir con tres elementos básicos:

  • Firmeza alta:

Los bebés necesitan una superficie firme donde descansar, especialmente en los primeros meses de vida, ya que esto evita los riesgos de que se presenten problemas a nivel respiratorio al no poder crearse hundimiento en el colchón.

No obstante, no hay que confundir la firmeza con un colchón duro, ya que es necesario que el producto ofrezca suavidad al bebé para un grato sueño en la cuna.

  • Higiénico: 

Buena parte del tiempo los bebés permanecen en su cuna, por ende es vital que el colchón sea idóneo. La incorporación de materiales en las capas y funda que favorecen la ventilación es un punto a favor, como es el caso de la fibra de coco que mejora la circulación del aire para evitar la humedad. 

La elección de colchones con funda extraíble es recomendable para facilitar la limpieza de estos, así como utilizar protectores impermeables de materiales como el Tencel que contribuyan con la higiene. Como último detalle, no olvides cambiar con frecuencia las sábanas de la cuna para contribuir con la pulcritud de la cuna de tu bebé.

  • Hipoalergénico: 

Como se ha mencionado antes los bebés son muy vulnerables, lo cual los hace propensos a desarrollar alergias ante los agentes externos. Debido a su delicadeza es que se hace indispensable comprar colchones hipoalergénicos, una propiedad que mantiene alejado a ácaros, hongos y bacterias.

En consideración de ello, se recomienda elegir los mejores colchones fabricados con materiales naturales y libres de sustancias tóxicas, como los de látex natural o con funda extraíble con tratamiento hipoalergénico para la cuna del bebé.bebe despierto acostado boca abajo

A Partir De Los 3 Hasta Los 9 Años De Edad

Al cumplir los 3 años de edad los niños comienzan a realizar actividades diferentes y se generan ciertos cambios a nivel físico, en consideración de ese proceso hay que proporcionarles un descanso acorde. Y aunque, se debe mantener lo higiénico, hipoalergénico y un grado firme, hay que tener en cuenta nuevos aspectos.

Después de que los niños tienen 3 años hay que procurar ofrecer un colchón que favorezca los músculos y huesos, ya que es cuando comienzan a sufrir grandes cambios en el cuerpo en este sentido. 

Un punto clave en esta etapa es proporcionar un colchón que combine firmeza y confort de manera equilibrada. Lo cual puede variar en función del peso porque aquellos que lleguen hasta los 10 kg podrán dormir plácidamente en uno menos firme, mientras que el niño que alcance hasta los 20 kg requiere de mayor firmeza.

Conseguir ese balance es esencial, porque el descanso de un niño en una superficie blanda puede favorecer el mal desarrollo a nivel de la columna. Aunque, ofrecer cierta suavidad es necesaria, sobre todo con una excelente adaptabilidad que le permita dormir a gusto.

Dicha adaptabilidad también guarda relación con otro cambio y es que en esta etapa se mueven mucho más al dormir. Por lo que requieren una cama donde tengan libertad de movimiento para adoptar diversas posturas y con espacio suficiente; las medidas de 90×190 o 90×200 cm suelen ser recomendables.

Como último detalle, debes considerar que los niños en esta fase suelen sudar más y tienen dificultades para habituarse a temperaturas extremas. Por ese motivo, hay que preferir colchones frescos y con buena transpiración, como los modelos con cubiertas extraíbles fabricadas con algodón. 

Si se compra un modelo con acolchado es recomendable que sean de lana virgen o  algodón orgánico.

Desde Los 9 Años De Edad En Adelante

Entre los cambios más notorios de esta etapa está el aumento de peso a causa del desarrollo del niño que pasa a entrar en la adolescencia. Para tener una idea de esto, por ejemplo, un niño de 10 años puede llegar a pesar hasta 30 kg lo que varía según cuando se dé el denominado “estirón”.

Por estas razones una alta adaptabilidad no puede faltar en un colchón para tu hijo. Ya que, esta le permitirá dormir en diversas posturas sin afectar el crecimiento del cuerpo, la columna vertebral ni tener que perder el confort.

La pubertad llega alrededor de los 12 años de edad, pero si tu hijo aún no los ha cumplido no implica comprar un colchón cualquiera. Recuerda que ya se encuentra en una etapa importante de cambios en el cuerpo que lo prepara para convertirse en adulto.

Por lo tanto, hay que ofrecerle el mejor colchón para niños que le proporcione beneficios que lo acompañen durante estos cambios físicos. De hecho, un adolescente puede comenzar a disfrutar de una cama con medidas superiores y otras propiedades en los colchones que se adecuen a un adulto, debido a que lo utilizará por mayor tiempo sin problemas.

Características De Un Buen Colchón Para Niños

Como has visto hasta ahora comprar un buen colchón para tu hijo es una tarea algo compleja, debido a cómo influye notoriamente en su desarrollo. Recordemos que si bien un niño no pasa tanto tiempo en la cama como un bebé, sigue siendo un tiempo considerable y además, se encuentra en plena formación.

Por lo tanto, no hay que dudar en colocar toda la dedicación posible, hay que informarse bien sobre las propiedades que debe tener el mejor colchón para niños para comparar y tomar elección.

Si bien puede sonar algo complicado de hacer, no tiene porqué ser así al considerar puntos claves sobre las características a considerar al buscar cómo elegir el mejor colchón, como las que te explicaremos a continuación.niña durmiendo feliz con su almohada

El primer colchón que usa un niño es el de cuna, el cual suele tener una medida que va entre los 50 y 65 cm de ancho y unos 105 a 135 cm de longitud, siendo los 60×120 cm el tamaño más común a encontrar. 

El momento en que la cuna ya no es suficiente para tu hijo es cuando alcanza los 80 cm de estatura, por lo que deberá pasar a tener una cama en el dormitorio para dormir.

Respecto al tamaño estándar de un colchón individual para niños, se suelen conseguir modelos que van desde los 80 cm de ancho hasta los 105 cm, aunque usualmente en el mercado se consiguen los de 90 cm. El largo suele ser de 180, 190 y 200 cm, siendo este segundo el más común de encontrar.

Ahora, sobre la altura del colchón una medida aceptable va desde los 16 a 20 cm, porque una menor sería fácil de deformar y uno muy grueso sería poco adecuado para las medidas de la cama.

Por otro lado, debes saber que hay una alternativa para la cama de los niños, se trata de los modelos extensibles que se van adaptando al crecimiento del cuerpo. Ya que, estos colchones permiten ir agregando módulos adicionales hasta que alcanza una medida de unos 80x200cm. 

Una opción ideal si no quieres cambiar de colchón continuamente, y lo mejor es que también existen camas extensibles, por lo que al combinar ambas los niños podrán disfrutar de dos productos por más tiempo.

Firmeza Y Adaptabilidad

Hemos mencionado varias veces la relevancia de la firmeza de los colchones para niños y es que sin importar en qué etapa se encuentre tu hijo, siempre este elemento va a jugar un papel fundamental en el sueño y desarrollo.

Como una medida estándar a tener de guía para un buen colchón para niños, se podría decir que un nivel de firmeza media – alto o alto son ideales, lo cual depende en parte del núcleo. Un grado así ayudará a favorecer la buena postura del pequeño y evitar problemas de desviación al no ser tan blando.

Ten en cuenta que comprar un colchón con una buena firmeza y adaptabilidad es lo mejor. Porque esta última propiedad es lo que permite reducir problemas como el desarrollo de plagiocefalia postural en bebés y mejorar el confort del niño durante su crecimiento.

Transpirabilidad E Higiene

Comencemos por la transpirabilidad, una propiedad de gran relevancia que guarda una estrecha relación con la higiene del colchón. Por lo cual, es importante que al buscar un nuevo modelo para el descanso de tu hijo elijas uno que en su composición tenga materiales que garanticen una correcta ventilación.

Especialmente si tienes un niño que está entrando en la pubertad se debe priorizar esta propiedad, ya que los cambios hormonales suelen causar exceso de sudoración incluso en la noche. Considera que usar un colchón con poca transpiración puede generar la proliferación de moho que terminará afectando las vías respiratorias del durmiente siendo propenso a desarrollar alergias.

Para no propiciar estas situaciones los colchones para niños de muelles ensacados suelen ser de los favoritos o los de viscoelástica que se combinen con materiales transpirables que eviten la sensación cálida de este producto.

Aunque, se debe considerar que el sudor no es el único potencial problema que causa acumulación de humedad en un colchón. Cuando se trata de bebés y niños, el orine y otros líquidos de origen biológico son factores que pueden contribuir a ello.

Por estas razones se recomienda elegir un colchón con funda extraíble que sea más fácil de higienizar. Además, es mejor si el tejido está fabricado con materiales naturales y transpirables que favorezcan la pulcritud del producto y evite las alergias. 

El último aspecto a mencionar dentro de los criterios a considerar es priorizar la selección de aquellos colchones para niños procedentes de marcas reconocidas con certificados como el Oeko – Tex que confirman la calidad de los productos.

¿Qué Materiales Son Mejores Para Los Colchones Infantiles?

Estas características favorables para el crecimiento de tu hijo proceden de ciertos materiales o la combinación de ellos. Por lo tanto, cuando se trata de elegir el mejor colchón para niños hay que poner especial atención a la composición.

Por ejemplo, el decantarse por colchones hipoalergénicos nunca está demás, son de las mejores opciones para proteger la salud del niño. Ya que, el sistema inmunológico aún está en desarrollo, colocándolo en un estado de vulnerabilidad especialmente en sus primeros años de vida.

Los tratamientos hipoalergénicos y uso de tejido natural son indispensables para el cuidado del pequeño. Por supuesto, que esté combinado con un diseño que le ofrezca un gran confort, reduciendo las probabilidades de que sea afectado su crecimiento.

Claro que para lograr esto se suele conseguir varios elementos populares combinados en su núcleo, capas y funda que permiten disfrutar de sus puntos fuertes sin tener que lidiar con algunos aspectos negativos que presenten; entre estos encontramos los muelles ensacados, viscoelástica y látex, siendo de los preferidos incluso para los pequeños de la casa.

Muelles Ensacados

Se trata de un tipo de estructura creada a partir de alambres de acero, por lo general, que conforman cada muelle. Uno por uno son empaquetados en bolsas individuales para conferir las ya conocidas y apreciadas propiedades de los muelles ensacados.

El colchón de muelles ensacados es popular entre los usuarios al tener una gran resistencia, su durabilidad es extensa debido a ello. Además, también evita la transferencia de movimientos de un lado de la cama a otra. Pero no son solo favorecedores para adultos, dentro de su lista de atributos hay algunos que se ajustan a las exigencias de los niños.

Comencemos por hablar de su adaptabilidad, y es que al ser muelles empaquetados individualmente se consigue una mejor adaptación del colchón ante el cuerpo del durmiente, para que pueda moverse y adoptar diferentes posiciones sin perder confort.

El diseño de estos colchones para niños también favorece la correcta circulación del aire, lo que permite disfrutar de un producto más higiénico y seguro, por lo que proteges la salud de los niños al comprar un colchón de muelles de calidad.

Resulta un tipo firme, por lo que se suele conseguir modelos con este núcleo que agrega capas de confort, como la espuma visco, para obtener un mejor colchón e incrementar la comodidad al tacto.

Espuma

Los colchones de espuma son de los más fáciles de encontrar en el mercado, y es que por lo general son accesibles y cómodos. Pero, ¿son recomendables para niños? Algunas personas opinan que el poliuretano no es la mejor opción especialmente para los pequeños, ya que resultan algo calurosos, poco resistentes y transpirables.

Sin embargo, aunque esto puede suceder con algunos colchones de espuma, no todos son así. Por ende, no hay que descartar esta opción, solo buscar modelos de calidad con diseños que mejoren el sueño reduciendo esas molestias.

En el caso de la sensación de calor generada y la poca transpirabilidad se puede solucionar al elegir colchones de espuma con tratamientos termorreguladores. Además, de preferir aquellos que se combinan con elementos frescos o que incrementan la circulación del aire en el colchón infantil.

Respecto a la firmeza y resistencia, se pueden encontrar colchones para niños de espuma que confieren un nivel adecuado equilibrado con un buen confort. En este caso, los de viscoelástica suelen ser los favoritos de los usuarios, ya que su excelente adaptabilidad ayuda a generar un grato descanso.

Un colchón de viscoelástica no suele contener únicamente este material, por lo general está combinado con un núcleo de espuma HR o muelles que lo complementan para contrarrestar sus aspectos menos atractivos. Productos más transpirables, con firmeza adecuada, confort y resistencia, apto para los pequeños de la casa.espuma muestra

Látex

Otros de los tipos más buscados son los de látex, dentro del cual encontramos los naturales, los sintéticos y aquellos que combinan ambos. Podrías elegir un colchón que solo tenga en su composición la primera presentación o al menos en un mayor porcentaje.

Los mejores colchones suelen ser los de látex natural, especialmente si se trata de niños, debido a que es un material hipoalergénico y libre de sustancias tóxicas. Lo que quiere decir que se reducen las probabilidades de que el durmiente desarrolle alergia durante el sueño.

Aunque, adicional a ello el uso de un colchón infantil de látex natural también permite disfrutar de otras características como un nivel de firmeza equilibrado a alto. Lo cual, sumado a su capacidad de adaptación incrementa el buen descanso y la conservación de una correcta postura durante la noche.

Para los niños que están entrando en la pubertad un colchón de látex natural es ideal debido a su capacidad de transpiración. Podrá dormir en este producto cómodamente durante esta nueva etapa y por mucho tiempo más, ya que su tiempo de vida útil supera incluso los 10 años.

Como sucede con otros, puedes encontrar un modelo hecho totalmente de látex o con otro núcleo o capa confort.

Nuestras Conclusiones

En definitiva, la mejor forma de elegir el mejor colchón para tu hijo es poner atención a sus características y necesidades. Sin embargo, si esto aun no te ofrece toda la seguridad para tomar una decisión recuerda que puedes usar como guía su edad.

Si tiene máximo 3 años de edad elige un modelo que sea desenfundable, hipoalergénico y con una alta firmeza. En caso de que la supere y tenga máximo 9, debes verificar que tenga otras características como equilibrio confort – firmeza, ventilación y adaptabilidad. Pero, si tienes más de 10 hay que agregar una capacidad de adaptación mayor y puedes incluso seleccionar un producto apto para adultos.

Ya sea un colchón de viscoelástica, muelles ensacados o látex verifica que tenga propiedades adecuadas y un tamaño que corresponda con su estatura y cama para disfrutar de un descanso óptimo para su crecimiento.niña sentada en la cama con un libro

Maya García
Maya García
Catadora & Escritora. Maya es nuestra escritora favorita. Pero no solo se le da bien escribir, también es una catadora profesional de colchones. Su tarea es viajar por diferentes hoteles probando colchones, almohadas, sábanas... por lo que podríamos decir que trabaja durmiendo.

Hasta un 70% de descuento con las ofertas del Black Friday

X