Las Causas Del Dolor De Espalda Al Dormir Y Sus Soluciones

Los problemas de espalda afectan a muchas personas. dolor de la espalda en la cama Los dolores lumbares al dormir aquejan a miles de personas a diario, pero este problema no necesariamente es causado por la edad.  El dolor de espalda en la cama están altamente relacionados con las malas posturas al sentarse, caminar y dormir. Es por esto que se acentúan con el paso de los años.

Las malas posiciones causan presiones y desvíos en las vértebras de la columna, así como en las articulaciones. Cuando esto se vuelve hábito, esas presiones constantes causan malestares y dolor de espalda al despertar.

Dormir es una de las actividades más importantes del día y una de las más propensas a deteriorar nuestra espalda cuando no se hace cómodamente o no se cuenta con los recursos adecuados. Aquí te contamos la causa y soluciones al dolor de espalda y dormir mejor.

¿Tienes Un Colchón Nuevo?

Una vez que un colchón haya perdido su tiempo de garantía, es preciso cambiarlo para evitar afectar la columna. Pero, si precisamente al cambiar tu viejo colchón has comenzado a experimentar dolores de espalda, esto tiene unas soluciones sencillas.

En primer lugar, puede que los dolores se deban a que tu cuerpo se está adaptando a la nueva superficie. El colchón viejo probablemente haya cedido y se haya adaptado a la mala posición de tu cuerpo y a las curvas más marcadas. Pero un  colchón nuevo mantiene su firmeza y en lugar de adaptarse al cuerpo, le da la forma adecuada. Ese dolor de espalda es entonces el resultado de un periodo de adaptación, en este caso al cabo de 3 o 6 meses el dolor debe haber desaparecido.

En segundo lugar, puede ser que el nuevo colchón tenga una firmeza muy alta y genere presión en el cuerpo. En caso de que con los meses no te adaptes a esa nueva superficie y el dolor de espalda se mantenga, puedes comprar un cubre colchón con un acolchado más suave.

Postura Al Dormir

Cuando duermes en una posición inadecuada, se generan presiones en la columna y los músculos se tensan en busca de contrarrestar esa presión, es por eso que al despertar sientes fuerte cansancio y dolor.

Para dormir en una postura adecuada, lo importante es prestar atención a la alineación de la columna. Para mantener la columna alineada lo mejor es dormir boca arriba o de lado, en caso de dormir de lado, preferiblemente que sea de lado izquierdo.

También, una postura correcta para dormir se logra con el equipo de descanso correcto. Un colchón de buena firmeza, una almohada alta para la cabeza y en ocasiones una almohada para poner entre las piernas o debajo de las rodillas. Esto, contribuye a aliviar la tensión en las caderas y la zona lumbar.

¿Duermes En El Suelo?

Esta es una opción para dormir que muchos creen que es beneficiosa, sobre todo por la influencia que ha tenido en la cultura oriental, donde es bastante común dormir en el suelo. Pero estudios actuales sugieren que, aunque al principio se alivia el dolor de espalda, con el tiempo pueden aparecer otro tipo de molestias.

Si por alguna razón debes dormir en el suelo o prefieres hacerlo así, te sugerimos que lo hagas sobre un colchón de buen acolchado, con una almohada en la cabeza y otra detrás de las rodillas, esto ayuda a mantener la espalda alineada.

Factores De Tu Vida

El dolor de espalda no aparece de la nada. Si bien hay algunos problemas de salud que se relacionan con estas dolencias, en la mayoría de las ocasiones la causa es  simplemente malos hábitos. Echa un vistazo a tu día a día y podrás encontrar factores de tu vida que contribuyen a tener dolor de espalda.

Por ejemplo, si pasas mucho tiempo frente al ordenador, es importante mantener los pies apoyados en el suelo, evitar estar encorvado y cuando se está de pie distribuir el peso del cuerpo entre los dos pies. Fumar también es un factor que contribuye al dolor, porque retrasa el flujo de sangre a la zona lumbar. Sumado a esto, la inactividad o los movimientos repetidos pueden lesionar la columna vertebral.

Soluciones

Cama con sabanas blancas y cojín en habitacion rustica

Hasta aquí te hemos dado algunos indicios de lo que puedes hacer para evitar ese molesto dolor lumbar. Pero los puntos clave para encontrar la solución son la postura y el correcto equipo de descanso.

Revisa Tus Elementos De Descanso

Cada elemento del equipo de descanso tiene una función, por eso debemos prestar atención a sus características y determinar si están haciendo bien su trabajo para ayudarnos a dormir bien.

Colchón

El colchón es el principal soporte de tu cuerpo. Verificar la calidad implica conocer si tu la curvatura de la columna se mantiene alineada cuando duermes boca arriba o de lado, para esto, puedes pedir ayuda o con tu pareja, uno se acuesta mientras el otro verifica la posición de la columna.

La firmeza es un importante factor que evaluar. Colchones muy firmes pueden causar dolores, y colchones viejos también. Los colchones extremadamente duros puedes suavizarlos con un cubre colchón, mientras que, si el problema es un colchón viejo, lo mejor será prescindir de él y comprar uno nuevo.

¿Buscas un colchón? Lee nuestra guía de los mejores colchones del mercado.

Almohada

Si los dolores de espalda son en la parte superior, en la cervical o la propiamente en el cuello. Lo que debemos verificar es la almohada, esta no debe ser muy suave porque debe mantener la cabeza en una buena altura para que esté alineada con la espalda. En este caso, procura que tu almohada tenga suficiente relleno y que se encuentre en un punto medio de suavidad y firmeza.

Cama

En algunas ocasiones, el problema de los dolores de espalda no está en el colchón sino en la cama o base en la que duermes. Por eso, es preciso verificar que la base no esté deforme, abollada o desnivelada, pues, esto impacta directamente sobre el colchón.

Si tienes dudas sobre qué es lo que está fallando, lo mejor es quitar el colchón de la base, revisar la base en busca de detalles y poner el colchón sobre el suelo para verificar también que este se mantenga en buena posición apoyado sobre una superficie plana y firme.

¿Qué Es El Dolor De Espalda Y Sus Síntomas?

Los dolores de espalda comprenden toda molestia que se sitúa entre desde la zona cervical de la columna hasta la última vértebra lumbar. Estos dolores pueden sentirse como presiones en una zona específica de toda la espalda.

Dolor Lumbar Al Dormir

Esta es una de las molestias más comunes. Se trata de la experiencia de sentir dolor lumbar en la cama, luego de estar unos minutos recostado, el cuerpo comienza a experimentar dolores en la parte baja de la espalda. Esto suele estar muy asociado a padecimientos de hernias y artrodesis, que en estos casos se produce por estar cierto tiempo en una postura estática y el cuerpo no lo tolera.

Ahora bien, cuando se produce dolor de espalda en la cama y  no se tiene diagnóstico de ningún padecimiento en la espalda, probablemente se trata de un desnivel o deformación en el equipo de descanso que impide tener la espalda recta.

Dolor En La Cadera

En la zona de las caderas, está el trocánter, una parte del fémur que es más pronunciada en las mujeres. Por esta zona pasan varios tendones, algunos se cruzan y crean lo que se conoce como bursitis. Cuando estos tendones se inflaman en el nivel del cruce se producen dolores con los que no se tolera ningún tipo de presión sobre esta zona, por eso hay dolor en la cadera al dormir de lado. Este tipo de dolor es muy común en mujeres y deportistas.

Causas

Las causas del dolor de espalda pueden ser muchas, en algunos casos son el resultado de la combinación de diferentes factores, mientras que en otros es simplemente el padecimiento de alguna enfermedad.

Estas son las causas más comunes de los dolores de espalda al dormir:

  • Encorvarse durante el día.
  • Falta de actividad física.
  • Mala posición al sentarse.
  • Colchón viejo.
  • Superficie dura.
  • Hernias discales.
  • Problemas en las articulaciones.

La Mejor Postura Para Dormir Con Dolor De La Espalda

Mujer descansa de lado sobre cama blanca

No existe un truco misterioso sobre cómo dormir con dolor lumbar. Así como en condiciones normales, las posturas recomendadas son boca arriba y de lado, sucede lo mismo cuando se tiene un molesto dolor de espalda.

Sin embargo, al tener un dolor, se debe prestar más atención a la forma de dormir. Dormir de lado ayuda a mantener la curvatura normal de la espalda, pero es preciso tener la cabeza bien apoyada en una almohada y en caso de ser posible un cojín entre las piernas a la altura de las rodillas.

Mientras que si se duerme boca arriba hay que poner una almohada detrás de las rodillas, esto, porque si las piernas quedan completamente estiradas, se produce una tensión en el área lumbar.

Ejercicios

Los dolores de espalda, en la mayoría de los casos, responden a tensiones en los músculos producidos por malas posturas. Por eso, aquí te mostramos algunas prácticas físicas para mejorar esto:

  • Masajear suavemente con los pulgares la zona de dolor.
  • Recostar los pies en la pared. Acostarse en el suelo o cama, pegar el coxis a la pared y dejar las piernas recostadas.
  • Acostarse en el suelo, llevar las piernas al pecho y mantener la posición por 15 o 30 segundos.
  • Tumbarse sobre el suelo, con las piernas flexionadas y apoyadas en el suelo y subir las caderas, mantener la posición por 5 segundos.
  • Sentado de forma recta, llevar los hombros lo más que puedas hacia atrás y mantener la tensión durante 8 segundos.

Conclusión

Los dolores de espalda, aunque son un malestar común en muchas personas, no es normal dormir y levantarse con dolor. Para hacer frente a este problema es preciso crear buenos hábitos de sueño, prestar atención a las posturas que mantienen a diario y revisar el equipo de descanso que estás utilizando. Vivir con una espalda saludable y sin dolores puede ser muy fácil.

Maya García
Maya García
Catadora & Escritora. Maya es nuestra escritora favorita. Pero no solo se le da bien escribir, también es una catadora profesional de colchones. Su tarea es viajar por diferentes hoteles probando colchones, almohadas, sábanas... por lo que podríamos decir que trabaja durmiendo.