Densidad Colchón Bebé, Selecciona El Nivel Correcto Y Cuida Su Desarrollo

¿Baja o alta densidad? Elegir un nivel adecuado supone un reto mayor cuando se trata del colchón de bebé. Sobre todo al saber que dependiendo del modelo que se seleccione, se puede favorecer o perjudicar el desarrollo del niño.

La densidad es un aspecto que encierra gran misterio para los compradores, pero una vez que lo expliquemos verás que no resulta tan complejo. De esa manera, podrás adquirir con mayor seguridad un producto ideal para el dormir de tu bebé en casa y dejar a un lado las preocupaciones.dos personas viendo colchones

Densidad Del Colchón Para Adultos Y Bebés ¿Qué Diferencias Hay?

Primero, vamos a definir a que hace referencia el término “densidad”, ya que genera cierta confusión. Se trata de los kilos de materia presentadas en un metro cúbico de determinado material, por ejemplo la espuma de los colchones; por eso se representa con la medida kg/m³. 

La densidad de un colchón se relaciona estrechamente con la calidad del producto, esto se debe a que influye en su nivel de resistencia y durabilidad. Esta característica se puede clasificar en tres tipos:

  • Densidad baja: cuando el valor es entre 18 y 40 kg/m³.
  • Densidad media: se ubica entre los 40 y 80 kg/m³.
  • Densidad alta: cuyo valor es superior a los 80 kg/m³.

Estas medidas suelen aplicarse a todo tipo de colchones, tanto para la cama de adultos como para bebés. Sin embargo, la diferencia radica en que necesidad tiene cada uno, las cuales son en líneas generales muy distintas entre sí.

Lo primero a considerar, es que los padres deben elegir el colchón con determinada densidad en base a su perfil de durmiente. Es decir, que un adulto puede necesitar colchones de 18 kg/m³ y otra persona contemporánea un producto de 80 kg/m³ para la cama.

Pero, cuando se trata de los bebés todos requieren de un colchón para la cuna con cierto nivel de densidad que le confiera la firmeza y confort necesario para el descanso del niño.

Nivel De Densidad Adecuado Para El Bebé

Se ha hablado sobre los niveles de densidad y es que para los padres colchones de densidad media para la cama suelen ser el estándar recomendado, aunque puede variar dependiendo de las necesidades particulares. 

Mientras que para los niños el nivel adecuado del mejor colchón, que se consideraría bajo para los colchones de adultos, es de 20 a 22 kg/m³.

En el caso de los bebés, este nivel se percibe como una densidad semi firme, que es lo recomendado al elegir el colchón para cuna. Debido a que un producto de mayor nivel sería muy duro y de uno inferior ofrecería una superficie muy blanda.

Aunque, si tienes pensado elegir un colchón de bebé de látex cambia la densidad recomendada. En este tipo de productos se debe seleccionar para el niño una presentación que tenga al menos unos 55 a 65 kg/m³, de esa manera podrás ofrecer a tu hijo comodidad en su nueva cuna.

¿Cómo Influye En Su Desarrollo?

Hablar sobre kilogramos por metro cúbico en el material de un colchón puede parecer demasiado para un padre. Es mejor aprender sobre ello para evitar cometer un error que genere riesgos para la salud de tu hijo.

Elegir un colchón con una densidad recomendada para un bebé ayuda a reducir las probabilidades del riesgo de asfixia. También, evitas perjudicar el correcto desarrollo físico del niño al ofrecer un producto para la cuna muy duro o blando que afecte la columna vertebral.

Por otro lado, ten en cuenta que un plus a disfrutar es que la densidad adecuada permitirá que tu bebé duerma mejor por más tiempo, ya que, no se deforman fácilmente y conservará sus propiedades por años.bebe dormido de lado en su cuna

¿Es Lo Mismo Grosor Que Densidad?

A veces cuando se menciona la densidad del colchón, las personas llegan a pensar que se trata del grosor. Pero, hay que recordar que el primero es cuánto material hay en un metro cúbico y el segundo, sobre los centímetros que componen la altura del producto.

Respecto al grosor, hay que aclarar que no directamente es sinónimo de la calidad del colchón. Algunos usuarios buscan los más altos en el mercado al pensar que resultan ser superiores, pero no es así. Aunque, si se debe comprar un producto que cumpla una medida mínima que lo haga idóneo para el descanso diario.

En el caso del colchón para bebés, entre 12 y 18 cm. Comprar uno con mayor altura no implica beneficio alguno, ya que el niño es muy ligero y con una medida menor podrá descansar cómodamente.

Pero, un factor que sí influye en su calidad es la densidad, así como los materiales que componen el colchón de cuna, así que tiene gran importancia poner atención a ambos puntos.

Ten en cuenta que no necesariamente un colchón de bebé grueso será más denso, se trata de indagar en los detalles del producto para conseguir el mejor modelo para su sueño.

Tipos De Núcleo En Un Colchón Para Bebés

Como se ha mencionado antes, los materiales son factores verdaderamente influyentes en el resultado final de un colchón de cuna.

Pero, si hay una parte de la composición que juega un papel fundamental en los colchones para bebés es el núcleo. Se trata de la parte central del producto, que dependiendo del material utilizado para su fabricación, se puede conseguir un modelo con determinados beneficios. 

Los tres tipos de colchón para bebé más comunes que encontramos en el mercado son:

  • Núcleo de espuma: es una opción cómoda para el descanso del niño. Si vas a comprar un colchón hecho con espuma verifica que tenga una buena densidad, ya que sino se deformará pronto.
  • Núcleo de muelles: tienen una buena durabilidad, solo que debido a su firmeza algunos padres prefieren no usarlo para la cuna de su hijo.
  • Núcleo de látex: con una buena adaptabilidad, se pueden encontrar en su versión sintética o natural; esta última es más segura para la salud del bebé.

El Acolchado También Importa

El núcleo de un colchón para bebé está cubierto por capas, las cuales se hacen con materiales y fibras que le confieren determinadas características al producto. Al igual que con la parte central, se consiguen algunas opciones comunes para los colchones para bebé:

  • Viscoelástica: con buena adaptabilidad, puede ser poco favorable al ser muy blanda para el bebé.
  • Algodón: son recomendables para los niños al ser natural y transpirar adecuadamente, aunque resultan un poco blandas.
  • Espuma HR: una mejor opción que la viscoelástica, al no tener tanta adaptabilidad y ser más fresca.
  • Látex: tiene transpiración y una buena firmeza para un confort adecuado.colchon blanco con una estrella amarilla

¿Cómo Mejorar La Calidad Del Sueño De Tu Bebé?

Hay varios consejos que podemos seguir respecto a los colchones para bebés que van más allá de la densidad para ofrecerles un grato sueño. Lo primero que se recomienda investigar para elegir el mejor colchón son los sellos y certificaciones que tenga el producto.

Estos elementos ofrecen soporte al colchón de cuna respecto a su buena procedencia y fabricación libre de sustancias nocivas para la salud. Certificación como la de Certipur y Okeo Tex son reconocidos mundialmente y una señal de seguridad al presentarse en los productos.

Otros aspectos a evaluar son las dimensiones del colchón, porque si bien hablamos del grosor, las medidas de largo y ancho son relevantes al comprar colchones para cunas. 

En este caso se recomienda que el modelo a utilizar presente un espacio de separación entre la cuna y sus bordes no superior a unos 4 cm para evitar el riesgo de que el bebé quede atrapado.

La higiene del colchón es importante porque ayuda a conservar en buen estado el producto y además, contribuye a cuidar la salud del bebé. En consideración de ello el mejor colchón tiene buena transpiración para evitar la humedad, ya que los pequeños suelen sudar al dormir.

De hecho, ten en cuenta que sea un colchón hipoalergénico para evitar posibles alergias a causa de la proliferación de bacterias, hongos y ácaros. 

En referencia a este detalle, se debe hacer mención de lo poco recomendable que resulta optar por un colchón usado para cunas, ya que a menudo no conserva sus propiedades para garantizar comodidad y un buen sueño.

Conclusiones

Cuando buscamos colchones para bebés, leer su densidad no generará confusión, ya que ahora sabemos de qué trata. Recuerda optar por un modelo cuyo nivel sea de al menos 20 kg/m³ para que ofrezca un buen confort.

Pero, no te ocupes solo en revisar su densidad, ten en cuenta que tipo de núcleo tiene y los materiales de las capas de acolchado que presenta. Debido a que todos estos elementos de los colchones de cuna terminan influyendo en el crecimiento de tu bebé y su descanso.colchon blanco con orillo rojo

Maya García
Maya García
Catadora & Escritora. Maya es nuestra escritora favorita. Pero no solo se le da bien escribir, también es una catadora profesional de colchones. Su tarea es viajar por diferentes hoteles probando colchones, almohadas, sábanas... por lo que podríamos decir que trabaja durmiendo.

Hasta un 70% de descuento con las ofertas del Black Friday

X