¿Cuando Cambiar El Colchón?

Seguramente cuando has comprado tu colchón te han dicho el tiempo de garantía que tiene. Este es precisamente el tiempo de vida útil del colchón. Es probable que una vez pasado ese tiempo el colchón empiece a perder firmeza o a generar puntos de dolor.

Los materiales con que están hechos los colchones también se vencen. Y al vencerse comienzan a perder su función. Lo más complejo es que cuando esto ocurre no es tan evidente como cuando se vence un  alimento u otro material.

Hay que estar atento a algunos detalles que son fuente de información para saber cuándo es el momento de cambiar de colchón. Por eso, aquí te dejamos unos ítems a evaluar para saber cuando cambiar el colchón.

Table of Contents

Señales que debes

Si ya estás pensando que es hora de cambiar tu colchón, es probable que tengas razón. Pero si tienes algunas dudas acerca de hacer ese gasto o no, evalúa estas señales y decide.

Tiempo de garantía

Ya sabemos que cada colchón ofrece un tiempo de garantía. Si no recuerdas si el tuyo la tiene, por lo general un buen colchón dura entre 8 y 10 años.  Si has comprado un modelo sencillo, probablemente su tiempo de vida útil sea menor.

Para algunos colchones la garantía es un indicador, de que a partir de esa fecha los componentes van perdiendo sus propiedades. Para otros es que al llegar esa fecha el colchón ya no cumplirá ninguna de sus funciones. Por eso, usa la garantía sólo como un indicador  y procura tener en cuenta  estas otras señales.

Verifica la firmeza a vista

Sentir los desniveles de un colchón en el que pasas todas las noches no va a ser fácil, por el nivel de habituación que tienes, la costumbre progresiva. Pero, si echas un ojo detalladamente podrías identificar desniveles, hundimientos, bultos o flacidez.

Esta es una señal para cambiar de colchón, pues los desniveles o pérdida de soporte pueden afectar tu columna y músculos.

colchon sin manchas

Dolores y cansancio al despertar

Hay detalles técnicos que pueden presentar los colchones ya viejos que no son perceptibles. Pero si cuando tu colchón estaba nuevo no padecían de dolores, pero al despertarte y desde hace algunos días, semanas o meses te sientes cansado sin ninguna razón aparente, probablemente, el colchón que usas ya no te está dando la firmeza y acogida que necesitas.

Todos los colchones están hechos por diferentes capas y materiales. Cada capa de espuma, látex o visco tiene una función que combinado con las otras capas hacen de la acogida, adaptación y firmeza un conjunto ideal para el descanso. Pero si alguna de estas capas internas comienza a deteriorarse, el equilibrio logrado en combinación con las otras se ve afectado.

Así que, tal vez a la vista tu colchón está perfecto. Pero despertar con malestares musculares, dolores en articulaciones y demás es una señal para cambiar de colchón.

Síntomas de alergia

Polvo, ácaros y bacterias pueden proliferar en tu colchón. Cuando esto sucede, seas sensible o no, puedes comenzar a despertar con alergia, estornudo constante, enrojecimiento de la nariz y hasta picazón en la garganta. Aquí, no hay duda, hay que cambiar de colchón.

Uno de los detalles en los que debes fijarte al comprar un colchón es que tenga tratamiento antialérgico, antibacteriano, y antiácaros. Estos tipos de tratamientos hacen que las fibras y capas usadas no se conviertan en la casa de bacterias y ácaros.

Pero, como todo, estos tratamientos tienen fecha de caducidad. Al dejar de funcionar, tu colchón se convierte en un nido potencial de estos microorganismos. Por tanto, la alergia puede ser sinónimos de ácaros. Ácaros en el colchón es señal de que hay que cambiarlo.

Evalúa el material

Hay una extensa variedad de materiales usados para la elaboración de colchones. Algunos fabricantes tienen incluso sus propios materiales y técnicas de tratamiento. Por eso, no todos los colchones tendrán el mismo tiempo de utilidad.

Conoce cuales son los materiales con los que está hecho tu colchón y evalúa si con el tiempo de uso que llevas es posible que ya los materiales no estén funcionando como al principio.

dolor de espalda en cama

¿Por qué cambiar de colchón?

Un colchón no es un artículo de lujo para lucir y subir de estatus. Pero si es el responsable de gran parte de tu bienestar.  Así que aunque no haya que cambiarlo una vez por año, si es preciso comprar un nuevo colchón pasado un tiempo.

Un buen descanso es indispensable para mantener el buen humor, la salud física y mental. Beneficios que no tendrás si despiertas todas las mañanas cansado y con dolores.

Los desajustes que tienen los colchones con el paso del tiempo, como deformaciones o pérdida de firmeza repercuten en tu cuerpo. Las malas posturas al dormir se traducen en dolores de espalda, pesadez en los hombros y dolores en el cuello.

Si se insiste en dormir en una superficie que no ofrece una buena acogida se pueden presentar problemas a largo plazo. Y si ya se tiene alguna afección o condición física delicada, un colchón viejo puede empeorarlos.

Trucos para mantener el colchón en perfectas condiciones

Aunque los mejores colchones vienen con tratamientos, aplicaciones y estructuras increíbles, el mal uso de ellos o el descuido puede deteriorar su estado y recortar su tiempo de vida útil. Por eso, aquí están algunas recomendaciones para  mantener el colchón siempre como nuevo.

Girar el colchón

Cada que pienses en comprar un colchón nuevo, te recomendamos uno con doble cara. Este tipo de colchones tienen las mismas capas por ambos lados del núcleo. Esto permite que cada cierto tiempo se de vuelta al colchón para que circule el aire por la parte que estaba junto a la base y para que la superficie que acogía al cuerpo vuelva a su soporte normal.

Atención a la base

Es importante prestar atención a todo el equipo de descanso. Pero, ahora, pensando solo en el colchón, no dudes en elegir una buena base para su sostén.  Una base deteriorada, con desniveles o abolladuras puede dañar el buen soporte del colchón.

En este caso, no importará que tan bueno e ideal sea tu colchón, sin una base acorde a él no dará el descanso requerido y su estructura se estará deteriorando rápidamente.

people on a marmota colchon

Protege el colchón

Procura siempre mantener el colchón limpio, con buena higiene. Esto además de evitar la proliferación de bacterias ayuda a que tenga más tiempo de uso.

Usar un cubre colchón es una excelente idea. Así, en caso de derrames de líquido, comida, u otras sustancias en la cama no habrá ningún problema.  Las manchas y la humedad se convierten en un nido de microorganismos que dañan tanto las fibras del colchón como tu salud.

Evita mal tratos

Aunque muchos colchones son excelentes, tienen núcleos reforzados y espumas de alta calidad. Debes tener en cuenta que no hay colchón que resista a los maltratos constantes. Por ejemplo, niños con saltos constantes en el colchón. La fuerza de la caída al saltar es mucho mayor que al simplemente sentarse o acostarse.

Así que sin duda,  este tipo de tratos harán que el colchón pierda firmeza más rápidamente. Sabemos lo divertido que puede ser para ti y los niños, pero los saltos constantes terminarán por debilitar la firmeza del colchón.

En conclusión…

Los colchones tienen tiempo de garantía que nos indica más o menos su fecha de caducidad. La garantía es un buen indicador para saber cuándo cambiar de colchón, pero tu cuerpo es el mejor.

No dejes pasar mucho tiempo cuando empieces a notar molestias al despertar, cuando te sientas cansado aun después de haber dormido largo y tendido.  Si no tienes grandes preocupaciones, o una condición definida en tu cuerpo, no es normal despertar adolorido. Muchas veces la causa es un colchón viejo.

Por último, aunque el colchón esté nuevo, siempre es importante darle cuidados para mantenerlo limpio y conservar su firmeza por más tiempo. 

una chica despierta