colchon con sabanas blancas y limpia

Cómo Limpiar Tu Colchón Para Dejarlo Como Nuevo

Table of Contents

Nuestra cama es, sin duda, uno de los lugares donde preferimos estar, pues es sinónimo de descanso, relajación, distracción si vemos televisión o simplemente entablamos una amena conversación con nuestra pareja o algún miembro de la familia. Pero, ¿sabías que el colchón puede albergar cientos de bacterias, hongos e infecciones que pueden atentar contra nuestra salud?

Es por ello que el equipo de «Como un tronco» desea ofrecerte todos los tips y consejos necesarios para que mantengas la higiene adecuada de tu colchón, lo que además te permitirá conservarlo por más tiempo.

No obstante, en las siguientes líneas podrás conocer qué productos puedes usar para tener los colchones de nuestro hogar impecables sin dañarlos, así como la forma correcta de aplicarlos y el precio estimado para que escojas los que mejor se ajusten a tu presupuesto.

Productos para limpiar colchones

Lo primero que debes tener en cuenta es que existen variedad de productos que pueden servirte para limpiar el colchón. Sin embargo, «Como un tronco» te recomienda otros aún más efectivos, económicos y menos contaminantes que pueden ayudarte a realizar con efectividad esta tarea. Algunos de ellos incluso es posible que los tengas a mano por tu casa, como, por ejemplo, el vinagre blanco.

Bicarbonato

Este es uno de los aliados ideales que tendrás para alejar a los indeseables parásitos de tu apreciado lugar de descanso. Seguramente te estarás preguntando: ¿Cómo limpiar colchones con bicarbonato?

Es muy sencillo, solo debes mezclar el bicarbonato con agua tibia hasta formar una pasta, después moja un paño con dicha pasta, aplícalo por toda la superficie y deja actuar unos 30 minutos, aproximadamente. Esta alternativa también te ayudará a combatir los malos olores que pudiera tener tu colchón. Y todo esto gracias al poder neutralizador del bicarbonato.

Asimismo, te interesará saber que el precio aproximado de un bote de bicarbonato de 200 gramos es de 0,89 €.

Agua con limón

Al igual que el bicarbonato, esta combinación también es perfecta si se trata de limpiar el colchón y eliminar los malos olores, en especial si deseas, a su vez, quitar manchas de orina, sudor, óxido o vómito.

La cantidad a utilizar de esta mezcla dependerá si quieres quitar solo una mancha en particular o limpiar el colchón en su totalidad. Si deseas retirar una mancha concreta deberás utilizar entre uno y dos limones y si, por el contrario, deseas limpiar el colchón completo será necesario usar unos diez limones.

Una vez mezclado el agua con el limón deberás aplicar la mezcla y dejar secar durante unos minutos, seguidamente podrás frotar y finalmente deja secar el colchón.

El kilo del limón tiene un valor estimado de € 0,50.

Vinagre blanco

Este producto, al igual que el limón, es ideal para hacer desaparecer las manchas de sudor y orina de los colchones. ¿Cómo debes usarlo? Humedece el paño con vinagre blanco, pásalo por el colchón y deja actuar hasta que seque.

Si lo que necesitas es quitar una mancha en específico, aplica el vinagre y deja actuar durante unos minutos, frota la zona donde se encuentra la mancha hasta que desaparezca y pon el colchón a secar.

El precio de una botella de 2 litros de vinagre es de 4,26€, pero, ¿quién no tiene un poco de vinagre en casa

Detergentes

Si el bicarbonato, el agua con limón y el vinagre blanco no funcionaron o simplemente no cumplieron con nuestras expectativas, es hora que recurras al detergente que más te guste, preferiblemente líquido para que se disuelva con facilidad en el agua antes de usarlo en el colchón.

Una vez tengas lista la mezcla coge nuestro paño, colócalo dentro del recipiente y, cuando esté húmedo, frota el colchón hasta eliminar manchas, déjalo actuar unos minutos, seguidamente retira con agua y espera que seque.

Los precios de los detergentes varían de acuerdo a la marca y a la cantidad que contengan, y oscilan entre 4€ /1 litro y 16,20€ /2 litros.

colchon sin manchas

Agua oxigenada

El agua oxigenada es el producto por excelencia que debemos tener siempre en nuestro hogar, debido a sus múltiples usos siendo el principal, la desinfección.

Por tal motivo, es uno de los preferidos a la hora de limpiar colchón y aún más si lo que quieres es quitar manchas de sangre seca.

El procedimiento es muy fácil, solo debes humedecer un pañuelo en el agua oxigenada, aplicarla en la zona afectada y dejarla secar.

Igualmente, puedes desinfectar cada espacio de nuestro colchón rociándolo con agua oxigenada utilizando un pulverizador.

360 mililitros de agua oxigenada te puede costar unos 7,50 €.

Vaporeta

Sin duda, el electrodoméstico indicado para limpiar un colchón viscoelástico, dado que, al tratarse de una máquina que emana vapor te permitirá llegar a todos y cada uno de los pliegues de nuestro colchón, lo que conllevará a que te quede debidamente limpio.

Primero deberás retirar las sábanas de nuestro colchón y aspirarlo, después verter el agua y encender la vaporeta y pasarla por toda la superficie del colchón.

Asimismo, es importante que sepas que nuestra vaporeta es la herramienta perfecta para quienes son alérgicos al polvo y a olores fuertes. Además, las altas temperaturas contribuirán a combatir más rápidamente estos animalitos de nuestro colchón de una sola pasada.

Este útil y práctico artefacto tiene un coste aproximado de 129 €.

Amoniaco

Esta también es una de las opciones que tienes para limpiar el colchón, aunque debes tener en cuenta que el amoniaco es un producto tóxico en el momento de utilizarlo. Por ese motivo, te recomendamos que abras las ventanas y uses guantes para que te protejas las manos y las vías respiratorias.

Una vez estés preparado humedece el paño con el amoníaco y procede a pasarlo por el colchón, posteriormente quita los residuos con agua limpia y deja que se seque al aire, finalmente usa la aspiradora para quitar en su totalidad los restos de amoníaco.

Recuerda que una vez que termines este proceso debes ventilar la habitación durante un par de horas para que se disipe por completo el amoníaco.

La garrafa de dos litros de amoníaco te costará aproximadamente 7,49€.

¿Cómo quitar diferentes tipos de manchas del colchón?

Las manchas son un verdadero dolor de cabeza, no solo debemos limpiarlas, sino que el proceso de limpieza varía en función de la mancha que sea, ya que no se limpia igual una mancha de orina, sudor o sangre. Es por ello que te dejamos algunas técnicas y trucos para combatirlas y dejar el colchón como nuevo.

Orina

Una de las manchas más comunes que pueden tener nuestros colchones es la del orina y aún más si tenemos pequeños en nuestra casa, pero no te preocupes, aquí te mostramos algunas de las soluciones que puedes emplear.

Se trata de nuestro aliado número uno, el bicarbonato, el cual se recomienda que lo uses en caso que el pis esté seco. Solo debes espolvorear en las manchas a eliminar, envolver nuestro colchón en plástico y dejarlo actuar, preferiblemente en horas nocturnas.

Si el pis aún está mojado, la mejor opción que tienes es el vinagre diluido en cuatro tazas de agua; es decir, por cada taza de vinagre cuatro de agua.

El champú también es una excelente alternativa para quitar las manchas de orina, en especial si es reciente, gracias a que elimina las bacterias y el olor a la vez.

Suciedad

Si llevas mucho tiempo sin limpiar el colchón o quieres hacerlo con profundidad, una de las recomendaciones que te ofrecemos es que elijas el jabón líquido, sí, ese mismo que usas para lavar la ropa.

Vierte una cantidad considerable de jabón en un litro de agua, pero, ¡ojo!, todo dependerá del tamaño de nuestro colchón. Ahora mezcla bien hasta que hagas espuma y aplícalo en toda la superficie, déjalo actuar durante unos minutos para que te facilite la limpieza, después frota por todos los rincones del colchón, especialmente en las partes donde consideres que haya más acumulación de polvo, ácaros o bacterias. Finamente, enjuaga y pon el colchón a secar, preferiblemente al sol, sino puedes ayudarte también con un secador para el cabello.

Sudor
Otro de los elementos que contribuyen a la aparición de manchas en nuestro colchón es el sudor, pues, tal y como han revelado estudios científicos, al dormir transpiramos; es decir, liberamos toxinas que ensucian el lugar donde dormimos y pueden llegar a ser perjudicial para la salud.

Es por este motivo que el sudor es una de las razones primordiales por las cuales debemos limpiar con frecuencia el colchón donde descansamos.

Para eliminar las manchas de sudor tienes varias maneras de hacerlo. Una de ellas es uniendo el vinagre con el bicarbonato hasta hacer una mezcla, para después colocarla en la mancha y frotar hasta limpiar el colchón por completo. Para aplicar la mezcla puedes usar algodón.

Además, como ya hemos dicho en apartados anteriores, el bicarbonato, a su vez, contrarrestará los malos olores y ayudará a limpiar el colchón.

El vapor también es un aliado para eliminar el sudor de nuestro colchón. La manera, a nuestro parecer, más recomendable para no dañar ningún centímetro del tejido del mismo.

Humedad

Si en tu mente ronda el interrogante de cómo limpiar el colchón y combatir la humedad, tranquilo aquí te dejamos algunos trucos para mantenerlo seco y neutralizar olores desagradables.

Nuevamente el carbonato ácido de sodio es tu mejor herramienta, pues, como ya hemos indicado en líneas anteriores sirve para todo, y sí, también para la humedad de nuestro colchón. Pero en esta ocasión y para que logres una mayor efectividad combínalo con agua oxigenada y jabón líquido.

Esta mezcla échala en un pulverizador y baña el colchón de forma uniforme, finalmente, retira estos productos con la ayuda de un cepillo y coloca el colchón en una zona ventilada.

Sangre

Otro enemigo que atenta contra la salubridad de nuestro colchón son las manchas de sangre. Suelen ser unas de las más difíciles de quitar, al igual que las manchas de orina, pero no es imposible de hacerlo. Así que ¡anímate y manos a la obra!

Coge el agua oxigenada y aplica un poco con un pañuelo hasta que hayas quitado la mancha. Este infalible remedio, al igual que el almidón de maíz mezclado con agua, es ideal para las manchas de sangre aún húmedas. Para ambas opciones deberás quitar los restos con un paño limpio y dejar secar.

Si por el contrario, lo que necesitas es borrar una macha de sangre ya seca, la pasta de dientes podrá ayudar en esta ocasión. Coloca un poco del dentífrico en la zona a tratar, recuerda removerlo con abundante agua y esperar a que seque, puedes agilizar el proceso con un secador de cabello.

Ácaros
Antes de indicarte cómo eliminar los ácaros de nuestro colchón, te comentamos qué son y por qué pueden traer consecuencias poco agradables a nuestra salud.

Los ácaros son una especie de arácnidos imperceptibles al ojo humano, por lo que son difíciles de eliminar por completo. Nacen del polvo y las plantas y habitan en almohadas, alfombras, cortinas y por supuesto, colchones.

Ellos son los causantes principales de sarpullidos en la piel, rinitis alérgicas e incluso del asma, motivo por el cual es importante mantener nuestro libre de ácaros.

El remedio más popular para evitar su presencia en nuestros espacios de descanso es lavar nuestras sábanas y fundas con agua caliente, utilizando el sol o la secadora para airearlas una vez que estén limpias y limpiar el colchón con frecuencia los mantendrá un poco alejados.

Sin embargo, para lograr una mayor efectividad y mantenerlos a raya de nuestra cama es preciso limpiar el colchón con carbonato ácido de sodio principalmente. Toma un poco de este mágico producto y combínalo con agua hasta hacer una mezcla homogénea, aplícalo en nuestro colchón y ponlo a secar.

El vapor de agua es también muy práctico para acabar con los ácaros de una manera práctica y rápida.

 

Trucos para mantener tu colchón siempre limpio

Cómo has leído en los párrafos previos, existen diversas alternativas y técnicas para mantener el colchón lo más limpio posible. Hecho que no solo te evitará enfermedades, sino que te ayudará a conciliar mejor el sueño.

Pero tenemos más trucos para ti, que son:

  • Ventilar la habitación diariamente durante de una hora aproximadamente.
  • Sacudir las sábanas y el colchón antes de hacer la cama.
  • Cambiar las sábanas y fundas por lo menos una vez a la semana.
  • Usar un forro protector para colchones.
  • Limpiar el colchón por lo menos dos veces al año.
  • Cambiar el colchón cuando lo consideres necesario.

Sigue cuidadosamente las recomendaciones de cómo limpiar el colchón, con las cantidades adecuadas y los tiempos mínimos establecidos (cada seis meses).

Share this post
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email