¿Cómo Lavar Una Almohada De Látex Correctamente?

Comprar una almohada de látex y comprobar todos los beneficios que puede ofrecerte despierta la preocupación por cuidarla para preservar su estado. Por lo tanto, es necesario aprender a cómo lavar almohadas de este tipo y realizar un buen mantenimiento.

Porque si bien puedes conocer un lavado estándar de las almohadas, debes saber que cada una tiene sus particularidades e instrucciones a seguir. 

Por lo tanto, no es recomendable simplemente repetir los métodos que apliques con las almohadas de plumas o fibra, por ejemplo. Conocer las características del látex contribuye al correcto cuidado de las almohadas.varias almohadas de latex

¿Cómo Es El Lavado De Las Almohadas Por Lo General?

Por lo general, el cómo lavar almohadas se puede reducir al lavado a mano y en lavadora. Pero, este último método es el que suele llamar más la atención de los usuarios por su practicidad y ahorro de tiempo. 

Para saber más detalles sobre cómo lavar una almohada, se debe tener en cuenta la composición que puede dividirse en dos:

  • Funda: muchas veces se hacen de algodón y son aptas para lavarse a máquina. La regla general es que no se lave a una temperatura superior a los 40 grados, aunque hay excepciones que permiten 60 grados en el agua de la lavadora. La forma más adecuada para elegir el programa de la lavadora en casa lo indicará el fabricante.
  • Núcleo o relleno: es la parte más delicada de la almohada y el cómo lavarse depende mucho del material en sí; debido a que incluso algunos tipos no se pueden meter en la lavadora en casa. Pero, aún así hay que prestar mucha atención para no superar la temperatura recomendada en el agua durante el lavado o saber si requiere un ciclo o programa para prendas delicadas.

De igual manera, independiente de la almohada que se trate, es importante siempre seguir las instrucciones del fabricante de su etiqueta. De lo contrario, se compromete su buen estado y el tiempo de vida útil se reduce considerablemente con un mal lavado y secado en casa.

Lavar Las Almohadas De Látex ¿Cómo Hacerlo?

A diferencia de otros tipos de almohadas, las fabricadas con látex no pueden lavarse a máquina. Por lo tanto, tienes que aprender a cómo lavar almohadas de este tipo a mano, lo primero es que siempre es importante quitar la funda antes de comenzar.

Luego, coloca agua a calentar y vierte en un recipiente, agrega un poco de detergente suave. Después mete una toalla limpia en dicho recipiente y escurre el exceso para frotar la superficie de la almohada de látex, especialmente donde haya manchas.

Cuando hayas hecho esto por toda la almohada y las manchas hayan desaparecido es momento de secar con toallas limpias. Posteriormente, déjala al aire libre para que se seque totalmente en un lugar donde no le de la luz directa. 

Debes esperar a que la humedad de la almohada se elimine por completo para que puedas volver a colocar la funda y usarla en tu colchón.

De igual manera, debes procurar cumplir con los cuidados regulares y cada paso mencionado para prolongar el tiempo de vida útil de la almohada. Algunos consejos son usar siempre una funda protectora y lavarla a máximo 40° en la lavadora.dos manos exprimiendo un trapo con jabon

A Tener En Cuenta

Para cuidar del buen estado de la almohada de látex durante su mantenimiento, hay que procurar cumplir algunas pautas como nunca retorcer el producto para sacar el exceso de agua. 

La secadora o el sol tampoco son una opción al lavar una almohada de látex y secar, tan solo usa toallas y deja en un sitio seco y plano para finalizar el proceso.

Adicionalmente, nunca recurras al uso de la lavadora o sumergir en agua las almohadas de látex o se deteriora el material. El cómo lavar almohadas de este tipo es sencillo, siempre haz cualquier limpieza a mano con delicadeza para prolongar su tiempo de vida útil.

¿Por Qué Usar Una Almohada De Látex?

Uno de los primeros factores que impulsan a usar una almohada de látex es su calidad. Se trata de un material durable que permite conservar las propiedades durante el descanso. Además, a su vez ofrece una buena postura cervical gracias a su gran capacidad de adaptación.

Por ello, el sufrir de dolores y malestares corporales es cosa del pasado con la almohada de látex. Es así como se recomienda para quienes sufren de lesiones previas a causa de su buena sujeción.

Además, las almohadas de látex tienen ventajas respecto a la higiene. No exigen un gran mantenimiento para su cuidado, y su excelente transpirabilidad contribuye con su limpieza. Siendo una propiedad que favorece también a personas calurosas, quienes viven en sitios de clima cálido y su uso en épocas de verano.

Un punto importante que gusta a muchas personas, es su alto nivel de confort. Ofrece una buena firmeza sin sacrificar la comodidad para que consigas un buen descanso y óptima calidad del sueño. Acentuado por la adaptabilidad de la almohada que ayuda a tener una buena sujeción.varias almohadas blancas sobre la cama

Sus Ventajas Frente A Otros Tipos

Como ha quedado en evidencia, las almohadas de látex tienen muchos beneficios. Los cuales, se pueden contrastar con otros tipos de materiales como haremos a continuación, para obtener una mejor idea sobre si es una elección adecuada para ti. 

Uno de los tipos más comunes son las almohadas de plumas y plumón. Son productos muy cómodos, pero no son adecuados para personas alérgicas porque facilitan la acumulación de ácaros. 

Luego, están las populares almohadas con relleno de viscoelástica. Se caracterizan por garantizar un buen soporte cervical y ser muy cómodas. 

No obstante, los problemas que suelen desagradar a los usuarios es su baja transpiración en primer lugar. Lo cual sumado a su particular sensación de calor, causa que sea una mala elección para muchos usuarios.

La almohada de látex por su parte, es muy confortable y ofrece una buena sujeción cervical. Por lo que, se conserva durante toda la noche la posición natural y adecuada del cuerpo. A la vez, es un material con buena transpiración, por lo que no suele generar calor y se mantiene limpio al alejar los ácaros y bacterias.

Conclusiones

El confort, transpiración, higiene y durabilidad del látex hace que estás almohadas sean las favoritas de muchos. Por supuesto, hay que considerar cumplir con un buen mantenimiento y limpieza sin lavadora para preservar su estado. 

Por ello, al querer lavar una almohada de látex siempre hazlo a mano con una mezcla de agua caliente y detergente suave, incluso para eliminar manchas. 

Procura al terminar que cumpla un buen secado al aire libre antes de volverla a usar. No olvides higienizar su funda según recomendaciones del fabricante en su etiqueta. De esa forma, con estos consejos podrás disfrutarla por mucho tiempo.dos almohadas de latex blancas con dos flores sobre la cama

Maya García
Maya García
Catadora & Escritora. Maya es nuestra escritora favorita. Pero no solo se le da bien escribir, también es una catadora profesional de colchones. Su tarea es viajar por diferentes hoteles probando colchones, almohadas, sábanas... por lo que podríamos decir que trabaja durmiendo.

Hasta un 70% de descuento con las ofertas del Black Friday

X