¿Almohada Alta O Baja? Selecciona La Correcta Para Tu Descanso

Para algunas personas la elección de una almohada que es muy gruesa resulta sinónimo de comodidad durante el sueño. Mientras que otros eligen almohadas delgadas porque una mayor altura les parece exagerado y puede causar problemas. 

Pero, no basta con estas simples ideas para tener en cuenta y comprar una u otra, ya que hay factores que determinan si realmente te sentirás cómodo con almohadas altas o bajas. Descubre qué lo define para salir de dudas y elegir correctamente con nuestros consejos.mujer durmiendo con almohada alta

Recordemos La Función De La Almohada

El diseño natural del cuerpo hace que tengamos una estructura idónea para sostener el cuello al estar de pie. Sin embargo, ese soporte natural se pierde cuando te acuestas y es por eso que se debe recurrir a un soporte artificial para adoptar una postura correcta.

Ese soporte ideal es la almohada, la cual ayuda a sostener el cuello, vértebras y musculatura cuando estamos acostados, asemejando la posición que se mantiene de pie. Por ello, se logra conservar una buena alineación con la columna vertebral como se recomienda.

Aunque, no se trata únicamente de usar una buena almohada, sino de hacerlo de forma correcta. Ya que, la postura que se adopte al acostarte en el colchón contribuirá con el descanso y la salud de la persona.

Por lo tanto, lo ideal es que el cuello repose bien y la almohada sostenga de forma adecuada la cabeza durante toda la noche. Para ello, es necesario cierto nivel de adaptación qué permite mayor confort al usar las almohadas.

¿Por Qué Es Importante La Altura De Una Almohada?

Una de las características más importantes a considerar cuando se elige una almohada en la tienda, es su altura. Cuando se seleccionan algunos centímetros de menos o más, se corre el riesgo de que el cuello quede inclinado por un tiempo prolongado en una posición inadecuada que terminará causando molestias.

Por lo tanto, el comprar una almohada con una altura que no se ajuste a tus necesidades derivará en el desarrollo de diversas dolencias. Notarás al principio la aparición de rigidez en el cuello e incluso en los hombros.

Pero esa rigidez no será lo único a experimentar, con el tiempo se convertirá en dolor. Así que es vital reconocer la altura adecuada para dormir bien e incrementar tu bienestar en vez de disminuirla.

La altura ideal de la almohada es aquella que te permite mantener la columna bien alineada con el cuello y dar un buen soporte a la cabeza. Usualmente, un grosor medio suele ser adecuado para múltiples durmientes, sin embargo no a todo usuario le conviene, así que se recomienda indagar sobre cual es mejor para aclarar la duda.hombre boca arriba despierto entre almohadas

Altura De La Almohada Según Tu Posición Al Dormir

Es buena idea identificar la firmeza de tu colchón para saber que altura de la almohada es conveniente para el descanso. Un modelo blando necesita de un cojín grueso, mientras que un colchón duro requiere un producto más delgado.

También, una guía muy útil para saber si te conviene la elección de almohadas altas o bajas es identificar cual es la postura en la que sueles dormir. 

Aunque, si eres un durmiente muy inquieto es mejor que compres una flexible con buena adaptabilidad para que se adecue a cada posición; no olvides verificar que el ancho del cojín supere el de tus hombros.

Las personas que duermen en decúbito supino, mejor conocido como dormir boca arriba o sobre la espalda, necesitan una almohada delgada. 

Pero, no hay que irse a los extremos, ya que las almohadas demasiado bajas harán que la cabeza caiga sobre los hombros para apoyarse al acostarse sobre la espalda.

La idea es que con la almohada se rellene el hueco cervical que se presenta al estar acostado sobre la espalda. De esa manera, con un cojín delgado se logra evitar que el cuello permanezca muy inclinado y que el mentón haga contacto con el pecho.

Boca Abajo

En este caso, se trata del decúbito prono y se requiere de una almohada muy delgada. Ya que, las bajas son las que previenen que haya rotación y extensión acentuada de la cabeza durante el descanso. Aunque, de antemano debe mencionarse que dormir boca abajo es una postura poco recomendable para todo usuario.

No obstante, si continúas durmiendo así, no dejes de adquirir una almohada muy delgada, de unos 10 cm de alto. Así, se logrará mantener las cervicales en una línea recta de la mejor forma posible, incluso algunos recomiendan colocar uno de los  brazos debajo del cojín.

De Lado

Para el decúbito lateral se recomienda la elección de una almohada más gruesa. Ya que, la idea es que el hueco que se forma entre el hombro y la oreja al estar de lado se rellene con el cojín. De esa manera, se logra mantener alineada desde la cabeza hasta la columna vertebral para eliminar tensiones.

Si no te sientes seguro sobre cuántos centímetros necesitas en la altura de tu almohada, acuéstate en el colchón y verifica la medida del espacio que hay entre el ho mujer de blanco durmiendo de ladombro y la mejilla.

Es una de las principales características que se deben tener claras al comprar una almohada ya que influye mucho en la comodidad y postura. Seleccionar el nivel adecuado dependerá de varias cosas como la complexión de la persona.

Por ejemplo, los usuarios que sean robustos necesitarán una almohada con mayor dureza para que la cabeza obtenga un buen soporte con la misma. 

El uso de almohadas de menor dureza es delicado, si se va a utilizar una de estas es importante verificar que la cabeza quede bien alineada. Usualmente quienes duermen correctamente con cojines de firmeza baja son los niños y las personas que duermen boca abajo.

En cambio, las personas que prefieran dormir de lado necesitarán una almohada que sea alta y firme. Para descansar boca arriba es preferible utilizar almohadas de firmeza media para que la curvatura natural del cuello se conserve.

Vale mencionar que si en tu caso te mueves demasiado al dormir, una almohada de firmeza media será probablemente la mejor opción.

Las almohadas se fabrican con diversos materiales, entre ellos hay algunos naturales y otros sintéticos que permiten obtener más de un tipo. Entre las opciones más comunes se pueden mencionar:

  • Plumas: pueden proceder de gansos o patos e incluso existen modelos con relleno de plumas sintéticas. Estas almohadas se caracterizan por ofrecer una almohada lisa y muy suave.
  • Látex: las almohadas de este tipo se pueden hacer con látex natural, sintético o un material mezclado. Ofrecen una excelente durabilidad, previene la alergia y ofrece apoyo a la columna vertebral para evitar dolores en el cuerpo.
  • Lana y algodón: ofrecen una buena firmeza y propiedades hipoalergénicas, además de ser rellenos naturales para las almohadas.
  • Espuma de memoria ó viscoelástica: las almohadas con núcleo de visco destacan por su buena adaptabilidad y elasticidad. Aunque un aspecto negativo para algunos es que generan cierta sensación de calor.

Conclusiones

La función de la almohada es mantener una buena alineación del cuello con la columna vertebral. Por eso, elegir una almohada alta o baja dependerá de cual medida te hace sentir más cómodo y favorece mantener una buena postura durante el sueño.

Recuerda que si duermes de lado en la cama necesitas almohadas de mayor altura (15 cm), para descansar sobre la espalda un nivel medio (12 – 13 cm) y boca abajo una almohada delgada (10 cm)hombre dormido sonriendo

Maya García
Maya García
Catadora & Escritora. Maya es nuestra escritora favorita. Pero no solo se le da bien escribir, también es una catadora profesional de colchones. Su tarea es viajar por diferentes hoteles probando colchones, almohadas, sábanas... por lo que podríamos decir que trabaja durmiendo.

Hasta un 70% de descuento con las ofertas del Black Friday

X